De ocho a cuatro. Así ha menguado la lista de equipos invictos en la NCAA en los últimos doce días. No es fácil mantener semejante rendimiento, y Syracuse, Cincinnati, Illinois y New Mexico ya lo han comprobado. Sin embargo, Duke, Michigan, Arizona y Wyoming siguen sumando victoria tras victoria. ¿Quién será la siguiente en perder?

Los caídos

El 22 de diciembre fue un día terrible para los conjuntos imbatidos. La primera en ser derrotada fue Syracuse, que se vio sorprendida en el Madison Square Garden por una Temple que en las últimas cuatro temporadas siempre ha derrotado a algún integrante del Top 5 nacional. Khalif Wyatt, con 33 puntos, fue el principal responsable de la gran victoria de los Owls por 79-83. Más inesperado si cabe fue el tropiezo de New Mexico en Albuquerque (70-65) ante un programa muy menor como South Dakota State. Se pueden imaginar quién fue el comandante del asalto a The Pit: Nate Wolters, con 28 tantos y 7 asistencias. La fatídica tarde la completó Illinois, que en el tradicional Braggin’ Rights Game contra Missouri perdió por 83-74. La artillería exterior de los Illini no funcionó como de costumbre y no encontraron respuestas para la superioridad interior de Laurence Bowers y Alex Oriakhi. Cinco días más tarde, los Lobos pusieron fin a la imbatibilidad de Cincinnati, en un choque muy peleado que se decidió por un solo punto (55-54).

Sin bajar el ritmo

Los equipos que conservan un cero en la columna de derrotas se han limitado, básicamente, a cumplir con los trámites pendientes antes de concluir el 2012. Así pues, Duke superó fácilmente a Elon (54-76) y, aunque sufrió más de lo debido -debido en buena parte a la fantástica actuación de Kevin Foster-, también venció a Santa Clara (77-90). Wyoming tampoco tuvo excesivos problemas para doblegar a UC-Santa Barbara (40-56), mientras que Michigan derrotó sin complicaciones a dos vecinas estatales de medio pelo: Eastern Michigan (54-93) y Central Michigan (73-88). La excepción la representa Arizona, que disputó el Diamond Head Classic en Hawaii con rivales de bastante nivel. Dejado atrás el aperitivo de East Tennessee State (73-53), los Wildcats ganaron convincentemente a una buena Miami (69-50) y tuvieron que llegar a la última posesión para certificar un valioso triunfo sobre San Diego State (69-68).

¿La siguiente en caer?

Teniendo en cuenta los partidos que se disputarán en los próximos días, la derrota más propicia quizás sea la de Arizona. Resulta un tanto contradictorio, dado que su calendario de conferencia quizás sea más fácil que el de los demás conjuntos invictos (no es exagerado decir que la Mountain West es más fuerte que la Pac-12), pero el comienzo del mismo podría jugarle una mala pasada a los Wildcats, que recibirán a Colorado y Utah antes de visitar a Oregon. Los Buffaloes y los Ducks seguramente estarán entre las 4 o 5 escuadras más potentes de la liga, así que Arizona no podrá relajarse en absoluto. Michigan tiene un arranque más bien benigno en la Big Ten, con Northwestern, Iowa y Nebraska como primeros rivales, y Duke tendrá una situación parecida en la ACC, enfrentándose de entrada a Wake Forest y Clemson -una vez superado un último compromiso non-conference contra Davidson. Por último, Wyoming no jugará aún con los gallos de la MWC, pero tiene una salida comprometida a SMU y un duelo peligroso en casa ante Boise State.

Próxima edición del Unbeaten Roll Call: 11 de enero.