Tan solo necesitaba 14 puntos más para conseguirlo y desde anoche Stephen Curry ha sumado otro hito a su ya largo historial de éxitos: superar a su padre, el mítico tirador Dell Curry, en la lista de máximos anotadores históricos.

Dell Curry anotó 12.670 puntos en sus dieciséis temporadas como profesional en las que defendió la camiseta de hasta cinco franquicias (Jazz, Cavaliers, Hornets, Bucks y Raptors). Stephen por su parte ha conseguido alcanzar esa cifra en el transcurso de su octava temporada en la NBA, todas ellas como jugador de los Golden State Warriors.

https://www.youtube.com/watch?v=kWSMo5uc5F4

Pero más allá de este hecho, no fue una buena noche para Curry ni los Warriors que cayeron derrotados en su visita a Minneapolis ante unos Wolves en el mejor momento de la temporada. Ricky Rubio dirigió a los suyos, consiguiendo 17 puntos y 13 asistencias que suponen su tercer doble-doble consecutivo mientras que Wiggins y Towns echaron el resto en ataque con 24 y 23 puntos respectivamente. Los locales dominaron con excesiva superioridad la primera mitad del encuentro en la que llegaron a comandar el marcador por +17 puntos. Sin embargo, los Warriors fueron capaces de reaccionar, y de la mano de Klay Thompson y el propio Curry (56 puntos entre ambos) conducirnos a un final apretado, en el que la bola llegó a Curry con los suyos uno abajo y pocos segundos de partido…

https://www.youtube.com/watch?v=n2cySK2RuDU

De esta forma Stephen Curry no pudo evitar que los de Oakland encadenen de nuevo dos derrotas consecutivas, en el que es sin duda uno de los peores momentos del equipo desde que Steve Kerr tomará las riendas del banquillo.