Este es el blog de Eduardo Gómez del Casal, un joven riojano que está cumpliendo su sueño de estudiar y jugar al baloncesto en Estados Unidos, en concreto en California. 

Entrevista

Primera entrega

Segunda entrega

Tercera entrega

Cuarta entrega

Hola a todos desde California!

Hace ya mucho tiempo que no escribía sobre mi aventura americana, exactamente 1 año. En esta entrega intentaré poneros casi al día de un 2016 excelente. El 2016 ha sido un año en el que he estado muy ocupado entrenando y sobre todo estudiando. Como todos ya sabéis, el año pasado en Barstow Community College no cogí muchas clases vinculadas con mi carrera ya que consideré que no estaba preparado para dar el 100% y por lo tanto escogí clases de inglés para que este pasado curso pudiese saber hablar, escribir y entender mucho mejor. Sin duda ha sido un año muy bueno, que va a estar siempre en el recuerdo como una de las mejores experiencias de mi vida. Un año ejemplar del que estoy muy orgulloso de todo el esfuerzo y ambición que me propuse hace dos años y que por fin he logrado.

PRETEMPORADA: Tras un buen verano bien aprovechado con mis amigos y familia, puse rumbo a Estados Unidos el 11 de Julio para empezar una buena pretemporada con algunos compañeros de equipo hasta que estuviese todo el equipo completo. La pretemporada consistió de cuatro entrenamientos al día: Yoga a primera hora de la mañana, clases de ciclismo a segunda hora, pesas y entrenamiento con balón, y en el ultimo entreno del día, partidos.

ARMY NATIONAL GUARD: El primer mes de temporada tuvimos la oportunidad de tener una charla con algunos miembros de la armada de Estados Unidos donde el principal mensaje fue “la constancia y el trabajo es la base del éxito”. Una charla muy amena que nos motivó para seguir entrenando duro para la temporada.

MOON SOLAR ECLIPSE: Hace unos años, crearon en la universidad de Barstow un telescopio de la NASA para poder ver los astros y el universo. Toda la comunidad de Barstow, incluidos todos los atletas, tuvimos la oportunidad de asistir a uno de los mayores eclipses que se originará en los próximos 10.000 años. La experiencia fue única ya que todo el cielo se podía ver con claridad.

VETERANS HOME OF CALIFORNIA: Como ya sabéis, la armada de Estados Unidos es muy importante y los veteranos mucho más aún. El 10 de octubre nuestro entrenador, Gerry Wright, recibió una llamada de los veteranos para que fuésemos al banquete donde reconocieron a muchos de ellos por sus conmemoraciones. Algunos de los jugadores fuimos a representar al equipo de baloncesto y a pasar una tarde distinta llena de experiencias. Fue todo un placer poder acudir y hablar con los veteranos que habían servido al país en la Segunda Guerra Mundial, Vietnam, Iraq, o la Guerra del Golfo. Las historias y como describían todo era escalofriantes pero a la vez estuvo genial el poder aprender más sobre diferentes experiencias.

WELLNESS CENTER: La inauguración del nuevo gimnasio de la universidad fue un éxito coincidiendo con el día contra el cáncer de mama. Durante ese día, la alcaldesa de Barstow inauguró nuestro nuevo gimnasio y además todas las madres de la ciudad y los atletas corrimos en la pista de atletismo que hay en la segunda planta. Por cada vuelta, las distintas organizaciones que patrocinaron el evento daban dinero a la lucha contra el cáncer, así consiguiendo ese día mas de 11.000$.

BARSTOW PARADE: Una de las mejores experiencias que he vivido este año posiblemente fue el desfile de carrozas. La ciudad de Barstow cada año hace un desfile de carrozas para que la gente salga a la calle y animen a todos los equipos que van a competir. La universidad creó una carroza para los atletas y desde el momento en el que todos nos subimos a la carroza, se convirtió en una fiesta. La sensación de que toda la ciudad saliese a la calle para aplaudir fue única y muy motivadora para entrenar y seguir estudiando duro.

EL BOOM!: A mediados de septiembre, el equipo de baloncesto necesitaba a alguien que les representara, que fuese la imagen del equipo. Coach Wright se reunió una tarde conmigo y me comentó que el quería que fuese yo el que representase al equipo. En la universidad hay cinco estudiantes que se encargan de representar a todos los estudiantes. Son llamados senadores, y luego está el presidente de esos estudiantes, que es el que los entrena, y el Student Trustee, que es el elegido por la facultad, la presidenta y el College Board. Mi entrenador me dijo que tenía que hacer todo lo posible para ser uno de esos cinco representantes ya que me ayudaría para mi futuro y también podía ayudar mas al equipo de baloncesto a la hora de preparar eventos. El 28 de septiembre fui elegido senador hasta enero. En enero, recibí una llamada que posiblemente me cambio la vida a mejor. La llamada era de la presidenta de Barstow, ella me dijo que si quería ser el Student Trustee y representar a todos los alumnos de la universidad, y formar parte del college board. Al día siguiente fui a su oficina a firmar mi contrato y de inmediato tuve a un tutor durante unas semanas que me dio clases de liderazgo, debido a que tenía que representar a todos los estudiantes en el consejo rector de la universidad. Si para mí ya era un sueño el haber tenido la oportunidad de ir a Estados Unidos a estudiar y jugar a baloncesto, esta nueva responsabilidad supuso para mi un máximo grado de integración en la vida académica y deportiva de mi universidad.

ULTIMO PARTIDO EN BARSTOW: La pasada temporada de baloncesto ha supuesto para mi una lección muy importante que estoy seguro que me ayudará a ser mejor jugador y persona. Mi presencia en el juego ha sido menor y eso me ha obligado durante toda la temporada a sacrificarme mucho más en los entrenamientos, aumentar mi trabajo individual y hacer un importantísimo ejercicio de comprensión sobre la importancia de acatar las decisiones del entrenador. He trabajado mucho, en ningún momento he perdido la ilusión, me he sacrificado por el bien del grupo y he aportado dentro y fuera de la cancha. Todo este esfuerzo tuvo su recompensa en el partido que cerraba la temporada regular, nos mediamos al equipo que luego sería subcampeón de California y en ese partido estuve más minutos de lo habitual en cancha y con un rendimiento, según Coach Wright y Devon Davis(Segundo entrenador), excelente. No en vano conseguí hacer un doble-doble. Sabía que los minutos llegarían tarde o temprano y tenía que estar listo. Durante la temporada conté con el apoyo de todo el cuerpo técnico, compañeros y especialmente de los aficionados que acudían cada día al pabellón. Una de las sorpresas más gratas y que me llenó de emoción fue cuando en el último partido como locales y al finalizar el mismo, desplegaron en la grada una pancarta diciendo”We love #10″. Todo ese reconocimiento me emocionó y me hizo dar sentido a todo el trabajo que había desarrollado durante el verano y la temporada.

WORTHY STUDENT AWARD: En abril tuve una muy agradable sorpresa, un día en una reunión del consejo universitario mi superior me comentó que estaba invitado al “Honors Day”. Él Honors Day es el día en el que la universidad celebra una gala para premiar a los mejores estudiantes por su esfuerzo y dedicación académica. El evento se desarrollaba en un clima muy festivo, y cuando se anunció que el premio para el estudiante más valorado del año resulta que era para mí. Fue una gran alegría, tanto que no me lo llegué a creer hasta que tuve el galardón en mi mano. Eso me sirvió para afrontar la última parte del curso con más motivación si cabe, y fue una inesperada recompensa que me llenó de alegría. Cuando pude contarle a mi familia todo lo acaecido también se mostraron muy orgullosos por lo conseguido.
STUDENT ATHLETE CEREMONY: Todos los años se celebra también en los últimos días del curso para todos los atletas, entrenadores y directivos de la universidad una fiesta en la que se reconocen los méritos de los atletas más destacados tanto a nivel deportivo como académico. En esta ocasión recibí también un premio como mejor atleta estudiante de la universidad. Esto quiere decir que entre todos los deportistas yo fui el que obtuve mejores calificaciones finales. La alegría no fue tanto por el premio recibido sino por la alegría que tenían mis padres ya que acudieron al evento sin saber nada y se vieron sorprendidos. Fue un orgullo el ver tan felices a dos personas que han dado tanto por mi durante toda mi vida.

GRADUATION: La fiesta de graduación fue todo un éxito. Es muy emocionante acabar un ciclo rodeado de amigos, profesores y familia (mis padres no se perdieron este evento). La entrada al recinto desfilando, el himno, los discursos, la entrega de honores… Fue un orgullo para mi representar a todos los estudiantes y el acto mereció la pena. No fue sencillo despedirme tras dos años de tanta gente maravillosa pero BARSTOW estará siempre en mi corazón y todos aquellos con los que he compartido esta etapa de mi vida saben que no los voy a olvidar

NUEVA UNIVERSIDAD: Y desde ese momento en que acababa el curso la misión era encontrar universidad para el siguiente curso. Después de manejar algunas opciones me decanté por la UNIVERSIDAD DE LA SIERRA (LSU) en la cercana localidad de RIVERSIDE. Las posibilidades académicas, la confianza que me mostraron los entrenadores para esta temporada y las buenas condiciones de mi beca me hicieron llegar a esta Universidad a mediados de septiembre.

En la próxima entrega os contaré las increíbles aventuras que he vivido en La Sierra desde que volví en Agosto y como ha ido la temporada.

Un saludo y pronto os seguiré contando.