No estuvo mal el fin de semana, ¿verdad? Diseminados a lo largo y ancho de los Estados Unidos -o fuera del continente, incluso- los tradicionales torneos nos han dejado algunas sorpresas, exhibiciones individuales y reivindicaciones colectivas. ¿Lo mejor? Que esto no para: a partir de hoy arranca una nueva tanda de trofeos que pondrán a prueba a varios de los equipos más potentes del país… y ofrecerán, al mismo tiempo, oportunidades para que alguna invitada inesperada dé una campanada.

MAUI INVITATIONAL

¿Quién juega? -> 
¿A quién no le gusta el torneo de Maui? Cartel de nivel por norma, un gimnasio pequeño al que le sobra intensidad, partidos de alto voltaje. Un must en el que North Carolina aparece como principal atracción: los Tar Heels están dando buenas sensaciones pero tendrán que refrendarlas en Hawaii. Su primer escollo será Mississippi State, programa en cuasi permanente reconstrucción que no debería suponer un gran desafío. La semifinal debería ser más dura para los de Roy Williams, ya que el rival saldrá de un interesantísimo Butler-Marquette. Los Golden Eagles aún son una incógnita de la que tendríamos más pistas de haberse celebrado su duelo ante Ohio State, mientras que los de Brad Stevens deben demostrar que el vapuleo sufrido ante Xavier no fue más que un accidente. Por el otro lado del cuadro encontramos un choque intrigante: USC e Illinois llegan invictas y con ganas de poner su candidatura al Madness sobre la mesa. Por último, Texas tendrá un comienzo asequible ante la anfitriona, Chaminade.

Pronóstico -> Claro favoritismo de North Carolina. Son, con una considerable diferencia, el mejor conjunto en esta edición del Maui. Es complicado discernir quién podría representar una amenaza para los Tar Heels, pero si se me permite una apuesta personal optaré por USC. Los Trojans son un equipo infravalorado en pleno crecimiento, y hace tiempo que el programa no consigue un triunfo de relumbrón. Parece un buen momento para romper la racha.

El quinteto ideal del torneo -> James Michael McAdoo ha comenzado el año a lo grande, promediando un doble-doble y postulándose entre los frontrunners para proclamarse jugador del año. Entre los interiores que disputarán el torneo podemos destacar, asimismo, a Andrew Smith (Butler) y a Devonta Gardner (Marquette). Brandon Paul es el líder indiscutible de los Figthing Illini y un magnífico jugador, mientras que Rotnei Clarke, reciente adquisición de los Bulldogs, es uno de los mejores tiradores de todo el país. Y, en el puesto de base, Jio Fontan o Marcus Paige podrían ser las opciones más sólidas.

La final -> Miércoles, 23:00

LEGENDS CLASSIC

¿Quién juega? -> Corta pero excelente nómina de participantes en Brooklyn: baste decir que dos de sus cuatro integrantes forman parte, ahora del mismo, del Top 25. Y uno de ellos es nada menos el número uno de la nación, Indiana, que por primera vez en lo que va de campaña se verá realmente exigida. Quizás no sea así en el choque inicial -Georgia, su contrincante, está teniendo un arranque de temporada nefasto- pero a buen seguro que tendrán que ofrecer su mejor cara en la final, bien ante UCLA o bien ante Georgetown.

Pronóstico -> ¿Puede caer Indiana? Sí, pero se antoja improbable. Los Bulldogs deberían ser un trámite, mientras que Georgetown no ha terminado de brillar y podría contar con la baja de Otto Porter. Los Bruins son, evidentemente, el otro gran aspirante al trofeo. La pregunta es: ¿qué impacto puede tener Shabazz Muhammad en sus dos primeros partidos? La respuesta nos dará la medida de las posibilidades de UCLA en Brooklyn.

El quinteto ideal del torneo -> Cody Zeller es uno de los mejores jugadores del país y su inclusión en este quinteto es obligada. Podemos completar la zona con Greg Whittington, de Georgetown, que está jugando a un gran nivel, o con el compañero de Zeller, Christian Watford. Como hombres de perímetro contamos con un buen número de nombres a destacar: Jordan Hulls o Will Sheehey por parte de los Hoosiers y Kyle Anderson, Larry Drew III o el propio Muhammad por parte de los Bruins. Sin olvidar a Kentavious Caldwell-Pope, prácticamente el único jugador destacable de Georgia, y, en caso de que pueda jugar, al magnífico Otto Porter.

La final -> Madrugada de martes a miércoles, 04:00

CBE HALL OF FAME CLASSIC

¿Quién juega? -> Otro intenso cuadro de cuatro equipos. Kansas, que parte como escuadra más representativa, tratará de recuperarse de la derrota ante Michigan State. Se enfrentará en semifinales a Washington State, cuyas buenas impresiones iniciales se borraron de un plumazo cuando cayeron en la cancha de Pepperdine. Saint Louis, tristemente superada por Santa Clara hace unos días, intentará aprovechar su condición de local para refrendar su condición de favorito en la A-10, y Texas A&M gozará aquí de su única oportunidad de obtener una victoria de calidad fuera de la SEC.

Pronóstico -> Kansas debe ganar. Los Billikens se hubieran considerado una alternativa razonable hace unas semanas, pero la baja médica de Rick Majerus parece estar afectándoles más de lo deseable. Y, a priori, Cougars y Aggies tienen poco o nada que hacer contra los Jayhawks.

El quinteto ideal del torneo -> Bastante monopolizado por Bill Self: Jeff Whitey es el interior más dominante del torneo, Ben McLemore está rindiendo al nivel esperado -que no es poco- y Elijah Johnson es un consistente anotador. Kansas aparte, Brock Motum será el mejor jugador sobre el parqué del Sprint Center. Mención especial para Dwayne Jones y Mike McCall, que están siendo los líderes de St.Louis, y Elston Turner, principal referencia de Texas A&M.

La final -> Madrugada de martes a miércoles, 03:30