La NBA ha hecho público que el jugador de los Memphis Grizzlies, Tony Allen, ha sido multado con 5.000 dólares por simular un contacto inexistente por parte deldefensor con el objetivo de que señalaran falta, o lo que es lo mismo, por flopping.

La acción tuvo lugar el pasado 21 de mayo, cuando restaban 26.3 segundos para que diera por finalizado el segundo encuentro de las finales de la Conferencia Oeste entre los San Antonio Spurs y los Memphis Grizzlies:

De esta forma, el escolta se une a Jeff Pendergraph (Indiana Pacers), Derek Fisher (Oklahoma City Thunder) y J.R. Smith (New York Knicks) como los únicos jugadores que han recibido semejante sanción por este motivo.