Pocos imaginaban que las andaduras de Rudy Fernández con los Dallas Mavericks iban a durar menos que su experiencia con el Real Madrid, pero así ha sido. Y es que los Mavs han decidido traspasarlo junto a Corey Brewer a los Denver Nuggets a cambio de una segunda ronda de los Memphis Grizzlies de 2016.

Las llegadas de Lamar Odom, Carter y West han hecho que la posibilidad de tener minutos en el actual campeón de la NBA, los Dallas Mavericks, fuera algo bastante difícil de conseguir.

Donnie Nelson lo comentó para Dallasbasketball: “Sí, él ahora estaría en una situación en la que tenemos a varios jugadores que van a competir por los minutos de 2 y en los aleros. Va a ser un muy buen camp con las llegadas de Vince y Lamar, gente establecida como JET, chicos como Roddy…mucha competición, y eso es un cambio”.

Y es que la realidad es que Rudy se esperaba tener el puesto de escolta titular asegurado, algo que en una plantilla como la de los Mavs solamente Dirk Nowitzki tiene.

En Denver la situación está algo más asequible. La marcha de tres de tres titulares (JR Smith, Wilson Chandler y Kenyon Martin) a China (sin cláusula de salida por el lockout, lo que les obliga a estar allí al menos hasta Marzo) hace que por el momento no haya mucha competencia en el puesto de 2-3.

Brewer (que llega a los Nuggets en el mismo traspaso que Rudy), Gallinari y el propio Rudy ocuparán por el momento esos puestos (a falta de que lleguen los 3 arriba mencionados). También falta ver si Denver consigue renovar a Arron Afflalo (hoy mismo han salido rumores de que hay progresos con respecto a este tema).

Por otro lado, los Denver Nuggets también han renovado por 67 millones para las próximas 5 temporadas al brasileño Nené (uno de los agentes libres más atractivos junto con Marc Gasol y Tyson Chandler), una de las dos cosas pendientes que Denver tenía que hacer. Para la otra (tema Afflalo) habrá que esperar …