Foto: Syracuse

Posición: Base
Altura: 6’6’’
Peso: 185
Edad: 21 años
Universidad: Syracuse
Estadísticas 2012/13: 11.9 puntos, 7.3 asistencias, 4.9 rebotes, 2.8 robos.

Proyección en el draft (nbadraft.net): 13
Proyección en el draft (Draft Express): 13
Proyección en el draft (HoopsHype): 13
Proyección en el draft (NBA.com): 8
Proyección en el draft (ESPN): 8
Comparación NBA: Shaun Livingston.

En un draft no carente de talento pero sí de jugadores que puedan desequilibrar una plantilla o sin potenciales All-Stars, jugadores de un perfil tan poco habitual como Carter-Williams le hacen ser una interesante adquisición para cualquiera de las posiciones de lotería de este draft.

Brazos enormes, buena complexión física y sobretodo casi dos metros de altura para uno de los bases con mejor lectura de juego de este draft. Ágil, muy efectivo tanto en transición como en estático, gran capacidad de conducción y dirección, muy competitivo y gran penetrador a canasta. Su fuerza y su inusual altura para un base le permite irse a postear muy a menudo para sacar clara ventaja ante su par, decidiendo bien a base de físico, de velocidad o con un buen dribbling. También su clara superioridad en altura le permite ganar bien la posición en defensa y en el rebote defensivo.

En cuestiones defensivas no es un especialista, pese a que físicamente suele partir con ventaja ante su defensor, aunque sus larguísimos brazos y una gran capacidad de anticipación le hacen ser clave en el juego de contención de su equipo, cortando muchísimos balones tanto en líneas de pase como en el uno contra uno, algo que le ha valido para ser uno de los jugadores que ha promediado más robos de balón por minuto de juego en la universidad este año.

Quizás sus principales problemas llegan a la hora de ser un referente ofensivo para su equipo en situaciones puntuales de un encuentro. Salvo que esté muy cerca de canasta, es un jugador que en estático no dispone de un lanzamiento solvente, pese a que no tiene una mala mecánica de tiro. A menos que mejore sustancialmente su tiro, no es una clara amenaza para sus rivales en el tiro exterior, y es algo irregular a media distancia. Lo mismo ocurre a la hora de lanzar tiros libres, donde pese a su altura y posición de juego no ha llegado este año al 70% de acierto, y ha promediado menos del 40% en tiros de campo. En este sentido, mas su gran capacidad para la dirección, se le ha comparado algunas veces con un joven Rajon Rondo. Debe de ganar también más físico y ser más cuidadoso con las pérdidas de balón, así como incrementar sus prestaciones defensivas dado su mal currículum en ataque.