Llega marzo y la locura universitaria alcanza su máxima expresión. Comenzaron los torneos de conferencia, y con ellos, los primeros billetes para el Gran Baile. Entre los seis equipos que han confirmado su presencia en el torneo final tenemos una de las noticias del año: habrá representación española en el March Madness.

Vuelve marzo, vuelven los Wolverines

Un año más y por segundo consecutivo, John Beilein ha conseguido salir del torneo de la Big Ten como campeón, siendo un matagigantes, un underdog, pero cumpliendo.

Resultado de imagen de michigan purdue big ten final

La semana pasada el Madison Square Garden albergaba el comienzo del torneo de la Big Ten, adelantado para esta campaña unas pocas fechas, los Michigan State y Purdue llegaban favoritos para llevarse la corona y un billete directo hacia el Madness, con unos Wolverines como unos capaces de dar la sorpresa y arrebatarles el trono. El torneo se encargó de crear y sellar muchas historias de esta campaña 17-18, empezando en primera ronda donde el desastre de los Gophers finalmente acababa cayendo ante una Rutgers muy bien capitaneada por Corey Sanders, punto y final para una temporada desastrosa para Richard Pitino. La segunda ronda subió el nivel y vimos dos encuentros apretados, Michigan salía dormida y tenía que sufrir mucho para tumbar a Iowa en la prórroga, Penn State consiguió avanzar de ronda al tumbar a una decepcionante Northwestern y Rutgers continuaba su historia de cenicienta apeando a los Hoosiers de Archie Miller del camino.

Los cuartos de final vinieron representados por el gran esfuerzo que tuvo que hacer Michigan State para tumbar a una peleona Wisconsin, fue gracias a Miles Bridges una vez más el poder hacer posible que los Spartans avanzaran a semis, no sin dejar dudas y dando muestra de muchos nervios al afrontar este encuentro. Michigan aplastaba a Nebraska por el camino y Purdue destrozaba los sueños de los Scarlet Knights que lucharon hasta que sonó la bocina. El momento especial fue para Penn State, quienes pudieron doblegar a Ohio State en uno de los finales más emocionantes de toda la campaña con unos Tony Carr y Shep Garner intratables, que dominaron el encuentro de principio a fin. Los Wolverines continuarían su cruzada hacia el éxito, ya que en semis les esperaban sus vecinos de Michigan State a los que no dieron oportunidad, sabiendo exponer una planta y un liderazgo típico de equipo campeón aún con un muy buen Mo Wagner pasaron a la final donde les esperaría Purdue.

Purdue no fue tampoco rival para unos Wolverines lanzados, esta vez si que se pudo ver como el mejor Mo Wagner es un jugador capaz de estar en las quinielas para cualquier tipo de premio. El ala-pívot destrozo a una Purdue que no acabó de estar cómoda en ningun momento del partido y que solo podía ver como el alemán les acribillaba a puntos en una segunda mitad para enmarcar que les acabaría dando su segundo título de conferencia consecutivo y un billete al torneo final.

Bravo Michigan, bravo Beilein.

Francis Alonso conduce a UNC Greensboro al Gran Baile

Máximo anotador de su equipo durante la temporada regular, integrante del mejor quinteto de la conferencia, MVP del torneo de conferencia y billete para el March Madness. Francis Alonso ha registrado su nombre en la historia da UNC Greensboro liderando a los Spartans a su primer torneo final en 17 años.

El titulo de la Southern Conference consolida la gran recta final de UNC Greensboro. Tras toda la temporada regular a remolque East Tennessee State, terminaron por alcanzarla hasta no darles ninguna opción en la final.  El malagueño no ha firmado sus mejores números durante el torneo, pero volvió a ser determinante en los momentos complicados. Un triple suyo decidió la semifinal ante Wofford, el encuentro más igualado para unos Spartans que se ganaron progresivamente el papel de favoritos.

Aunque el hito ya está conseguido, ni Francis Alonso ni sus compañeros renuncian a dar sorpresas en el Madness. UNC Greensboro es una de las diez mejores defensas del país y en tanteos bajos se mueven como pez en el agua. Argumentos suficientes para hacer ruido.

BONUS: Francis Alonso se convierte así en el 13º jugador español que disputa el torneo final, tras Mike Hansen (LSU), Ricardo Peral (Wake Forest), Roberto Morentin (Central Florida), Iker Iturbe (Clemson), Borja Larragán (Providence), Jerónimo Bucero (Manhattan), Albert Roma (George Washington), Antxon Iturbe (George Washington), Sergio Luyk (St. John’s), Sergio Olmos (Temple), Sebas Saiz (Ole Miss) e Iván Cruz (Miami). Información  vía kiaenzona. 

Murray State selló el primer billete

La carrera por el título de la Ohio Valley Conference tenía dos grandes candidatos: Belmont y Murray State. Y como no podía ser de otra manera, el pulso entre las dos grandes dominadores de la conferencia deparó su encuentro en la final. Sin embargo, lo que se anticipaba como uno de los grandes duelos en las mid majors acabó con exhibición de los Racers. Un triunfo lejos del sufrimiento que les acompañó ante Austin Peay  y Jacksonville State.

Con Jonathan Stark como referencia ofensiva, Murray State se ha erigido como una de las mid majors más temidas de todo el país. Su potencial físico, su amenaza exterior y su disciplina defensiva les convierten en un autentico regalo envenenado de cara al Selection Sunday.

Iona, amo y señor de la MAAC

Por tercer año consecutivo los Gaels estarán en el Gran Baile. Lo que podría considerarse como incuestionable no debería serlo en una de las conferencias más igualadas del baloncesto universitario. Y más teniendo en cuenta la temporada de Iona. Los chicos de Tim Cluess partían con el cuarto mejor registro, con un ataque brillante pero una defensa que se caía a cachos.

Sin embargo, los Gaels aprovecharon el cúmulo de sorpresas para hacerse un hueco. Ni Rider, ni Canisius ni Niagara, los tres mejores records de la conferencia, alcanzaron las semifinales y dejaron vía libre para lo inesperado. Ahí entraron Fairfield y Iona. La diferencia entre ambos la marcó Roland Griffin, que en el mejor partido de su vida, consiguió que su universidad conquistara el titulo de la MAAC por tercer curso consecutivo.

Lipscomb bailará por primera vez en su historia

Hace 32 años se hacían con el título de la NAIA, hoy consiguen  el primer billete para el Madness de su historia. Relatos como el de Lipscomb son las que nutren la esencia de la NCAA. Aunque además de mística, pusieron juego. Los Bisons corren como pocos en el baloncesto universitario y lo demostraron en la Atlantic Sun. Su temporada pedía un sitio en la final y lo alcanzaron sin contemplaciones. El problema venía después.

Se enfrentaban a Florida Gulf Coast, el único equipo por delante en la conferencia y favorito para reencontrarse con el Gran Baile. Como resultado tuvimos uno de los partidos más entretenidos de la temporada. Un encuentro donde Lipscomb fue capaz tanto de ponerse 32 puntos arriba como echar casi toda su ventaja a perder y dejar a los Eagles a siete tantos de diferencia. Sin embargo, el cuento era demasiado bonito como para echarse a perder y tras la debacle, los Bisons se recompusieron para poder estrenarse en el Gran Baile.

Radford se aferra a la épica

En pretemporada se les colocaba séptimos, entraron al torneo como el segundo mejor equipo y ahora son los campeones de la Big South. Radford se ha enfundado el vestido de Cenicienta  con una recta final de temporada para el recuerdo. Los Highlanders entraron en la segunda semana de febrero con 4 derrotas en sus últimos 5 partidos, pero desde entonces no han conocido otro sabor que el de la victoria.


En total siete triunfos consecutivos culminados con una canasta apoteósica. Con más de diez segundos restantes en la final ante Liberty, Radford tenía el balón para ganar el encuentro. Mike Jones había dibujado jugada en la pizarra, pero un despiste obliga a Carlik Jones a improvisar, y seguidamente, a firmar un game winner que vale un pase al March Madness.

Loyola-Chicago cumple con los pronósticos

Puede que la Missouri Valley Conference no tuviese el nivel de otros años, pero los Ramblers se han consolidado como una de las mid majors más sólidas del baloncesto universitario. Todo lo que no fuese ganar el título de conferencia hubiese sido una sorpresa y en el torneo lo demostraron. Dominio total de un equipo que lleva sin perder un partido desde el 2 de enero. El susto ante Northern Iowa en cuartos de final fue un espejismo.

Loyola-Chicago llega a marzo con la premisa de ser uno de los agitadores del bracket. Un equipo de claro carácter defensivo (apenas reciben 62.5 puntos por encuentro, el 5º de la NCAA en este apartado) pero cumplidor en todas las facetas. Se sienten cómodos en marcadores igualados y su pluralidad ofensiva es una de sus mejores armas. Hasta 5 jugadores superan las dobles figuras. Nadie va a querer encontrarse con ellos en el torneo.

MICHIGAN WOLVERINES: Contra muchos pronósticos, los Wolverines vuelven a conseguir el título de la Big Ten por segunda campaña consecutiva y se ganan un billete al Madness de la manera más rápida posible. Con un Mo Wagner tremendo y un Zavier Simpson que abre muchas bocas cuando está a un nivel como el de los últimos días bien secundados por Charles Matthews, Abdur-Rahkmar y un sorprendente Jon Teske desde el banco. Muchas alternativas para una Michigan dispuesta a todo en el Madness.

OHIO STATE BUCKEYES: Pese al temporadón que han logrado los Buckeyes, parece que a Chris Holtmann se le atragantan las post-temporadas y los partidos en MSG. Capaz de ganar tanto la  temporada regular de la Big East como de la Big Ten con Butler y OSU respectivamente, 0-4 es el récord del entrenador en los torneos celebrados en el MSG. Muchas dudas y fantasmas de fracasos pasados de cara al torneo final para los Buckeyes.

  • Sean Miller (Arizona): Tras mayor crisis desde que está en el cargo debido a su presunta implicación en el escándalo de corrupción de la NCAA, la dirección deportiva de Arizona ha ratificado su continuidad en el banquillo, así como la de todos los jugadores, para lo que resta de temporada. El ruido, sin embargo, sigue ahí.

Resultado de imagen de daniel gafford

  • Daniel Gafford (Arkansas): Una de las sensaciones de la temporada que sigue revalorizando su stock de cara al próximo Draft. Sus 21 puntos, 10 rebotes y 7 tapones en el upset de los Razorbacks ante Auburn son números que solo han estado al alcance de Mo Bamba esta temporada. Potencial Lottery Pick.

 

  • Pat Chambers (Penn State): Su trabajo al mando de los Nittany Lions empieza a dar sus frutos. Aunque no tienen una plaza asegurada en el Madness, dieron un paso importante para tener opciones tras sorprender a Ohio State en el torneo de la Big Ten.

 

  • Steve Alford (UCLA): Los Bruins han ganado a Arizona en Tucson, a Kentucky en cancha neutral y a USC por partida doble. Esta UCLA es capaz de lo mejor y de lo peor, pero han conseguido victorias de merito para estar en el March Madness. El torneo de PAC 12 resolverá muchas incógnitas.

 

  • Randy Bennett (St. Marys): Los Gaels están entre la espada y la pared. Los números dicen que están dentro, pero las sensaciones y los resultados recientes complican sus opciones para tener un hueco en el Madness. Los de Randy Bennett cayeron en semifinales de la WCC ante BYU.

Aunque Francis Alonso ha acaparado todos los titulares, no es el único que está viviendo la locura de marzo. Repasemos buno a uno la situación de los españoles en esta recta final de temporada:

  • Yankuba Sima (Oklahoma State): Los Cowboys entran al torneo de la Big 12 con pocas opciones, pero en las últimas fechas han demostrado ser capaces de dar alguna que otra sorpresa. Tras tumbar a Kansas, Oklahoma State se enfrentaría en primera ronda a la Oklahoma de Trae Young.

 

  • Jaume Sorolla (Valparaiso): El pivot de Tortosa ha dado por finalizada su temporada sophomore en la NCAA tras la derrota de los Crusaders en la primera ronda del torneo de la Horizon League. Concluye el curso con unos promedios de 4.9 puntos, 3.4 rebotes y 1.1 tapones en 16.3 minutos en pista.

 

  • Andrew Ramírez (Hartford): Los Hawks están en semifinales del torneo de la America East tras su victoria ante New Hampshire. Alli se enfrentaran a UMBC por un hueco en la final que les puede dar acceso al Gran Baile.

 

  • Javier Langarica (George Washington): Aunque la temporada de los Colonials no hace ser optimista, George Washington aun tiene por delante el torneo de la Atlantic 10. Allí se enfrentarán a Fordham en primera ronda.

 

  • Manny Suarez (Creighton): El hispano chileno cuenta con opciones para estar en el Madness. Aunque los Bluejays están en la burbuja, su reciente upset ante Villanova les coloca en primera línea. Su enfrentamiento en cuartos de final de la Big East frente a Providence puede decantar la balanza.

 

  • Jon Ander Cuadra (Campbell): La temporada junior del vitoriano puso punto y final en la derrota de los Camels en cuartos de final de la Big South ante Liberty. En sus 5 apariciones esta campaña ha registrado 6.2 puntos en 6.8 minutos en pista.

 

  • Acoydan McCarthy (Austin Peay): El canterano del Real Madrid ha dado por concluida su primera temporada en la NCAA en las semifinales de la OVC, donde los Governors cayeron ante Belmont. El canario disputó minutos en todos los partidos del torneo.