Dureza y competitividad pueden ser dos de los principales adjetivos para denotar cómo se presenta la Big Ten este curso. Sin un favorito especialmente claro, la lucha parece estar servida entre 6-7 universidades. A los favoritos «de siempre» este año irrumpen con fuerza programas como Purdue, en donde las universidades de los estados de Michigan e Indiana parecen los principales rivales de los nuevos Badgers de Greg Gard. Otros como Illinois, Iowa y Minnesota esperarán su protagonismo en los duelos de conferencia para buscar una sorpresa que les dé un billete al Madness, mientras que Ohio State y Maryland se encuentran en tierra de nadie, y deberán cosechar victorias de importancia para no descolgarse de los favoritos. Unos Terrapins que contarán con un representante nacional, el conejero Joshua Tomaic, que jugará su temporada freshman. En definitiva, el duelo está servido un año más en la Big Ten.

Big Ten Pre-Season Poll (SI.com)

1. Wisconsin
2. Purdue
3. Indiana
4. Michigan
5. Michigan State
6. Maryland
7. Ohio State
8. Northwestern
9. Illinois
10. Iowa
11. Penn State
12. Nebraska
13. Minnesota
14. Rutgers

El favorito

Siempre es difícil garantizar al favorito de la Big Ten, y sin tenerlas todas conmigo todo apunta a que Wisconsin podría ser el candidato a seguir este curso. Greg Gard afronta su primera temporada al completo como entrenador jefe tras la marcha de Bo Ryan a finales del año pasado, si bien parece que su estilo no será muy diferente al de su mentor. La plantilla será muy similar a la del pasado curso, ya que prácticamente no pierden a nadie, y la vieja guardia comandada con Nigel Hayes y Bronson Koenig buscarán el ansiado título de conferencia. Junto a ellos, piezas complementarias como Zak Showalter, Ethan Happ y Vitto Brown darán un plus de sacrificio e intensidad defensiva, mientras que jóvenes promesas como el interior belga Andy Van Vliet -ausente el pasado curso al no ser elegible por la NCAA- podrían comenzar a hacerse un nombre del equipo y ayudar desde esta misma temporada.

Los aspirantes

Todo parece indicar que el gran peligro de los Badgers por el título de conferencia serán los Spartans de Michigan State. Eron Harris se convertirá en la gran amenaza anotadora de los de East Lansing nuevamente, y el freshman Miles Bridge se postula como una de las grandes sensaciones de la conferencia. Las malas noticias para Tom Izzo vendrán en la zona, donde han perdido por lesión a Ben Carter y Gavin Schilling, sus -a priori- principales referencias en la pintura. Todo apunta a que el novato Nick Ward tendrá que sumar muchos minutos en su primer año por obligación. La dirección de juego vendrá de manos de Tum Tum Nairn y del novato Cassius Winston, que lucharán por la titularidad.

Habrá que estar muy atentos también a lo que pueden ofrecer los Indiana Hoosiers. Tom Crean se planta este curso con un equipo muy joven, donde James Blackmon Jr. se postula como el principal líder del equipo tras regresar de su última lesión de rodilla, y un seguro en anotación. Junto a él estarán dos nombres propios: Thomas Bryant, sophomore que será la principal referencia interior del equipo, y que debería mejorar en aspectos defensivos, y el alero O.G. Anunoby, un portento físico que ya empieza a asomar en los mocks NBA tras una única temporada en la universidad. Josh Newkirk, transfer de Pittsburgh, y Robert Johnson lucharán por el puesto de base dejado por Yogi Ferrell.

Si bien creo que actualmente están un escalón por debajo de Hoosiers, Spartans y Badgers, la universidad de Michigan tendrá mucho que decir este curso. Empieza la etapa post-Caris LeVert, donde nuevamente Zak Irvin y Derrick Walton tendrán que liderar a los Wolverines en su intento por llegar al NCAA Tournament. El base tendrá que coger gran parte de la responsabilidad del equipo sin LeVert, y de su rendimiento y liderazgo dependerán sus opciones para acceder a la NBA. También se espera mucho más de Irvin respecto al año pasado. La mejora de jugadores de rol definido como Mark Donnal y Duncan Robinson, el potencial defensivo de Muhammad-Ali Abdur-Rahkman y los minutos que puede tener este año el base novato Xavier Simpson -pudiendo jugar junto a Walton en pista- serán también esenciales.

La revelación

Para la revelación de esta temporada en la Big Ten quiero romper una lanza en favor de los Boilermakers de Purdue. Matt Painter no tiene un equipo tan talentoso como el de los baby-Boilers de hace un años (Robbie Hummel, E’Twaun Moore, JaJuan Johnson…) pero sí un grupo de chicos con mucho potencial y con buen hacer sobre la pista que puede poner en serios apuros a muchos equipos grandes. Por de pronto, disponen del mejor juego interior de la conferencia con Caleb Swanigan, Vince Edwards e Isaac Haas, tres jugadores que si siguen con ese margen de mejora pueden tener en un futuro hueco en la NBA. Si además añadimos para el backcourt las mejoras de hombres como P.J. Thompson, Ryan Cline y Dakota Mathias, al redshirt Basil Smotherman y al transfer de Michigan Spike Albrecht podemos estar hablando de los grandes tapados de la conferencia.

Jugador del año

Melo Trimble (Maryland)

Jugador revelación

Thomas Bryant (Indiana)

Otros jugadores a no perder de vista

Jared Nickens (Maryland)
Marc Loving y JaQuan Lyle (Ohio State)
Bryant McIntosh (Northwestern)
Malcolm Hill y Tracy Abrams (Illinois)
Peter Jok (Iowa)
Tai Webster (Nebraska)
Corey Sanders (Rutgers)