El estado de North Carolina siempre ha sido de los más productivos a nivel deportivo universitario, y este año no será una excepción. El histórico duelo entre Blue Devils y Tar Heels volverá a vivir un nuevo capítulo donde los de Durham son los claros favoritos nacionales, y los de Chapel Hill volverán a ser candidatos a un puesto en Final Four con un plantel joven y dinámico. Además, programas como Syracuse, Virginia o Louisville tienen muchas papeletas para evitar que los dos conjuntos del estado de North Carolina se lleven todo el protagonismo.

ACC Pre-Season Poll

1. Duke
2. North Carolina
3. Virginia
4. Louisville
5. Syracuse
6. North Carolina State
7. Notre Dame
8. Florida State
9. Miami
10. Virginia Tech
11. Clemson
12. Pittsburgh
13. Wake Forest
14. Georgia Tech
15. Boston College

El favorito

Mike Krzyzewski tiene todo lo necesario para que Duke se cuelgue un nuevo campeonato en su palmarés: estrellas universitarias, jugadores con un rol definido, veteranos que hacen piña en el vestuario y una clase de reclutamiento que no tiene límites. No nos engañemos, Los Blue Devils este año son candidatos a lo que ellos quieran, pero no es oro todo lo que reluce. Por de pronto, comenzarán la temporada sin sus dos estrellas novatas: Harry Giles y Jayson Tatum. El primero no termina de recuperarse del todo de la grave lesión de rodilla que le dejó K.O. su último año de instituto, y el miedo a una nueva recaída pesará sobre él durante todo el año; por su parte, Tatum sembró el miedo hace unos días por una lesión de tobillo en su debut oficial con los Devils, aunque parece que no irá a más. Aún así, quitando a estos dos grandes prospects, la plantilla de Duke no tiene límites: Matt Jones, Grayson Allen, Amile Jefferson, Luke Kennard, Marques Bolden, Frank Jackson… una plantilla que da mucho miedo.

Los aspirantes

En mi opinión, North Carolina es la gran candidata a intentar el campeonato de conferencia a los Blue Devils. Pierden a Brice Johnson y a Marcus Paige, sus dos grandes líderes, pero Roy Williams tiene recursos de sobra para hacer creer que los Tar Heels son capaces de acceder a Final Four. Joel Berry cogerá el testigo de Paige desde la posición de base, mientras que Isaiah Hicks y Justin Jackson se tienen que asentar como líderes del equipo. Por dentro Kennedy Meeks es su principal baluarte, y tiene que demostrar que no solo vive de su contundencia física. La peor noticia es la lesión de Theo Pinson, quien no tiene fecha de regreso tras lesionarse un pie.

También los Louisville Cardinals de Rick Pitino tienen mucho que decir este curso. Los de Kentucky tratarán de sacar partido a la prolífica clase de reclutamiento del año pasado, donde este curso Donovan Mitchell y el australiano Deng Adel -ya recuperado de su lesión de rodilla- deberán de subir sus prestaciones y demostrar por qué son unos de los prospects de mayor proyección de toda la conferencia. Además, los Cards siguen contando con Quin Snider desde la dirección y con el pívot australiano Mangok Mathiang que regresa este curso tras perderse todo el año pasado por una lesión en el pie.

No importa el plantel que tenga cada año, Tony Bennett exprime al máximo el talento con el que cuenta en Virginia para aupar a los Cavaliers en la lucha por el campeonato de conferencia. Pierden a un Malcolm Brogdon que era esencial para Bennett, pero su lugar lo ocupa un London Perrantes que tiene que sacar lo mejor de sí ahora que no están ex-compañeros como Brogdon, Justin Anderson, Anthony Gill o Mike Tobey. Además, los Cavaliers cuentan este curso con la incorporación de Austin Nichols, transfer de Memphis, que si bien se perderá el debut con el equipo tras violar el reglamento interno del programa será la principal fuente ofensiva de este equipo.

Pese a las tormentosas noticias extradeportivas que les ha hecho perder más de 100 victorias en las últimas temporadas, no hay que dar por muertos a los Oranges de Syracuse. Pierden a algunas piezas importantes, pero al igual que pasa en otros programas los más jóvenes deberán dar un paso adelante. En el caso de los neoyorkinos, los ojos están puestos en el alero sophomore Tyler Lydon, jugador de claro potencial NBA y que viene de hacer un primer año universitario muy ilusionante. En el capítulo de jóvenes destacar al novato Tyus Battle, un combo-guard de gran talento ofensivo, y al pívot Pascal Chukwu, que aportará mucho músculo. Además, el transfer de Nebraska Andrew White afronta su último año universitario buscando un buen cartel de cara al próximo draft, y veteranos como Dajuan Coleman o Tyler Roberson ofrecerán mucho trabajo bajo tableros.

La revelación

Difícil elección, ya que tengo tres candidatos para mi. Los Hokies de Virginia Tech regresan con el equipo casi al completo de la pasada temporada, además de recuperar a Ahmed Hill y Ty Outlaw por cuestiones médicas. Zach LeDay aspira nuevamente a liderar a unos Hokies capaces de superar las 20 victorias del año pasado, y contará nuevamente con el apoyo de Seth Allen como jefe del backcourt. Ojo a su clase de reclutamiento para próximas temporadas.

Tampoco quiero perder de vista a los Seminoles de Florida State, que tienen una cantidad de talento monstruoso en sus filas, pero les pierde lo mismo que en temporadas anteriores: cohesión de plantilla y regularidad en resultados. Un equipo que atesora a Dwayne Bacon, Xavier Rathan-Mayes, Michael Ojo y al novato estrella Jonathan Isaac no pasa desapercibido.

Mucha expectación también en Raleigh para ver a los Wolfpack de North Carolina State, donde buena parte de la culpa la tienen los recién llegados. El base estrella Dennis Smith Jr. aterriza en la liga con un hype desorbitado, al cual consideran principal favorito a Player of the Year junto a Grayson Allen. También aterriza el pívot turco Omer Yurtseven, aunque éste todavía no tiene el visto bueno de la NCAA para debutar, aunque ya en Europa ha dejado buena muestra del talento que atesora. Además, los Wolfpack cuentan con buenos jugadores como el tirador Terry Henderson, que regresa tras un año en blanco, así como los forwards Abdul-Malik Abu y Maverick Rowan.

Jugador del año

Grayson Allen (Duke)

Jugador revelación

Deng Adel (Louisville)

Otros jugadores a no perder de vista

Jaron Blossomgame (Clemson)
Damon Wilson, Jamel Artis y Michael Young (Pittsburgh)
V.J. Beachem y Bonzi Colson (Notre Dame)
Davon Reed y JaQuan Newton (Miami)
Josh Heath, Ben Lammers y Josh Okogie (Georgia Tech)
Bryant Crawford (Wake Forest)