La pasada noche nos dejó varias sorpresas en una jornada bastante ajetreada y que nos presentó encuentros muy llamativos.

Una vez más pudimos ver la cara ”B” de los Tar Heels de North Carolina, que sufrieron una derrota en el Dean Smith Center ante unos Texas Longhorns que poco a poco se asientan como una de las sorpresas positivas de la temporada.

Aunque la defensa de los locales no lució mal en todo el encuentro, dejando en un 40% en acierto a los Longhorns que consiguieron la victoria gracias a los 21 puntos de segundas oportunidades y a su supremacía en el rebote, donde hasta 5 jugadores de los tejanos estuvieron por encima de las 5 capturas. Pese al trabajo del base Marcus Paige, que aportó 23 puntos, el buen hacer del ”reinstaurado” Leslie McDonald volvió para anotar 15 puntos desde la banca. Sin embargo, un mal partido de un desaparecido James Michael McAdoo y el pésimo porcentaje que arrastran los Tar Heels en tiros libres desde el principio de temporada fue demasiado para poder vencer a unos Longhorns que se mostraron muy superiores en todo el partido, liderados por Jonathan Holmes con 15 puntos y rebotes, más los 12 que anotó Javan Felix desde el banquillo, dejando una dura derrota para los Tar Heels tras la victoria conseguida ante Kentucky.

Por otra parte, otro equipo que fue ”víctima” de un upset fueron los UConn Huskies de Kevin Ollie, quienes fueron derrotados por los Cardinals de Stanford que, al igual que ocurría con los Longhorns, están destapándose como una de las sorpresas de la temporada.

El partido se vio marcado por la capacidad que tuvieron los de Stanford para parar al backcourt Huskie en todo los momentos del encuentro, dejando anulado a Shabazz Napier (4-13 en tiros de campo), a Ryan Boatright(3-11) y a Omar Calhoun(1-8), obligando al equipo de Connecticut a buscar otras vías de juego en las que solo apareció DeAndre Daniels con 15 puntos y 5 rebotes. Sin embargo, el encuentro llegó al final apretado, aunque los Huskies anotaran solo 13 puntos en la segunda mitad. Un tiro de Chasson Randle puso el 53-51 final, aunque los chicos de Ollie tuviesen un último tiro que cayó en manos de Omar Calhoun, siendo muy mal seleccionado y completando así el upset por parte de los Cardinals, siendo la primera vez que Stanford conseguía una victoria ante un equipo rankeado desde 2008. Victoria gracias a los 22 puntos de Chasson Randle con 5 rebotes, a los 10 puntos con 15 rebotes de Dwight Powell y al doble-doble de Josh Huestis con 13 puntos y 10 rebotes.

Tanto UMass, Baylor, como San Diego State consiguieron ampliar sus rachas de victorias, además de que Ohio State continuó demostrando el por qué se encuentra entre los 3 primeros equipos de la nación, y siguen imbatidos alzando ya su récord hasta 11-0 gracias a los 19 puntos que aportó LaQuinton Ross y al doble-doble de Amir Williams con 11 puntos y 12 rebotes.

Otros resultados de la jornada:

Northwestern State 84-91 Baylor
Delaware 64-76 Ohio State
UMass 83-71 Ohio
Southern Utah 39-76 San Diego State
North Carolina State 65-58 Tennessee
LSU 71-69 Texas Tech

Actuaciones destacadas:

Aaric Murray (Texas Southern): 48 puntos+8 rebotes
Cleveland Melvin (DePaul): 28 puntos+12 rebotes
Marshall Henderson (Ole Miss): 26 puntos
T.J. Warren (NC State): 21 puntos+11 rebotes
Jeronne Maymon (Tennessee): 17 puntos+16 rebotes
Jarnell Stokes (Tennessee): 10 puntos+13 rebotes