El escolta Chris Allen, que se había desvinculado del programa de Michigan State, ha escogido ser transferido finalmente a los Cyclones de Iowa State.

El jugador senior, que había sido expulsado del equipo de baloncesto Michigan State hace escasas semanas por no cumplir con las responsabilidades de su equipo, según ha manifestado su ya ex-entrenador, Tom Izzo. Chris Allen pasará este próximo año como redshirt en la nueva disciplina del ex-jugador Fred Hoiberg para poder disfrutar su último año de elegibilidad en la temporada 2011/12.

Peores noticias llegan desde Florida donde el ex-base de Alabama Crimson Tide Mikhail Torrance, que este mismo verano había firmado su primer contrato profesional con el Maccabi de Tel-Aviv, sufrió este pasado viernes un desmayo mientras se encontraba entrenando por su cuenta en Bradenton, Florida, teniendo que ser trasladado de urgencia al hospital. Actualmente se encuentra en estado grave, teniéndole los médicos que inducirle un coma.

Torrance ya había comunicado el año pasado que se le había detectado un problema de corazón, razón que podría haber causado la pérdida de consciencia del jugador y por la que piensa que éste año no ha podido entrar en la NBA a pesar de haber intentado participar con Miami Heat en las Summer Leagues, obteniendo la negativa del conjunto de South Beach.

Más contentos están en Memphis Tigers donde su freshman estrella para esta temporada, Will Barton, ha sido finalmente aceptado para jugar esta temporada después de que hubieran dudas por parte del comité de la NCAA con el joven jugador de Baltimore en cuanto a aspectos académicos, ya que el jugador había cambiado de instituto hasta cinco veces en los últimos cuatro años.
Habrá que esperar aún a ver que pasa con otros freshmen como Josh Shelby o Enes Kanter en cuanto a su elegibilidad.

Finalmente, C.J. Henry (hermano mayor del ex-jugador de Kansas Jayhawks y en trámites de ser jugador de Memphis Grizzlies) y Chase Buford han decidido abandonar el programa de Bill Self con los Jayhawks para la próxima temporada. Henry ha pedido el transfer para poder jugar en otra universidad que le proponga jugar un mayor número de minutos, mientras que Buford continuará estudiando en Kansas pero alejado del equipo de baloncesto.