Contrato histórico para Mike Conley. Hasta la fecha, el más alto de la historia. Y cabe remarcar “hasta la fecha” porque en función de la opción que elijan LeBron James o Kevin Durant podrían batirlo en cuestión de días. Pero la única realidad por ahora es que Conley se llevará 153 millones en los próximos 5 años por renovar con los Grizzlies.

Robert Pera se ha rascado la chequera en esta agencia libre, como él mismo se ha encargado de expresar en su cuenta de Twitter. A la renovación por el máximo de Marc Gasol hace un año, suma este verano el fichaje de Chandler Parsons – 4 años, 94 millones – y Mike Conley, como adelanta Marc Stein, de ESPN.

En total, 75.7 millones hipotecados en solo tres jugadores. O, lo que es lo mismo, el 80% de su presupuesto total. El esfuerzo y la confianza en el trío son totales en la franquicia. Aunque el límite volverá a subir durante los próximos años, no deja de ser una apuesta arriesgada, pues esta temporada tendrán difícil firmar jugadores de clase media para apuntalar su rotación.

Conley había anunciado que se reuniría con los propios Grizzlies y los Mavericks, pero el fichaje de Parsons precipitó su decisión. El golpe de Robert Pera es doble, pues deja a los Mavericks sin uno de sus referentes y consigue evitar que le roben el suyo. Un golpe de efecto que, además, contenta a Marc Gasol, recuperándose de su lesión con entrenamientos individuales en la concentración con España.

Mike Conley es, junto a Marc, el eje sobre el que orbita el juego de los Grizzlies. Tanto con Lionel Hollins como con Dave Joerger ha continuado creciendo hasta convertirse en uno de los bases más sólidos de la liga. Será una bendición para David Fizdale, que vivirá su primera experiencia como entrenador jefe tras ser la mano derecha de Spoelstra en los últimos años.

Conley ha promediado esta temporada 15.3 puntos, 6.1 asistencias, 3 rebotes, un 36.3% en triples y un 42.2% en tiros de campo en 31.4 minutos. Esta temporada, por lesiones, solo ha podido jugar 54 partidos.