La jornada baloncestística de ayer centraba todos los focos en la competición universitaria, puesto que fue una de las pocas jornadas de descanso que tiene la NBA durante su Regular Season. Y que mejor que aprovechar una noche sin NBA para ver los partidazos que nos dejó la noche de ayer en la NCAA.

El primer partido llamativo de la noche fue el Iowa Hawkeyes contra Xavier Musketeers, encuentro que se vio marcado por los problemas físicos que sufrieron ambos equipos durante el transcurso del mismo. Matt Stainbrook y Semaj Christon se marchaban lesionados por parte de los de Ohio, mientras que el máximo anotador de Iowa, Roy Devyn Marble, sufría contratiempos del mismo tipo. El partido finalizó con victoria para los Hawkeyes  en la prórroga por 77-74.

Sin embargo, el plato fuerte de la noche era el duelo entre los Purdue Boilermakers, liderados por A.J. Hammons, y los Oklahoma State Cowboys de Marcus Smart, Markel Brown y compañía.

Si bien se cuestionaba la decisión de Marcus Smart de quedarse su año sophomore en la liga, su rendimiento este año está callando todas las bocas de sus detractores y es un claro candidato a prácticamente todos los premios individuales de esta temporada. El partido en sí comenzó muy trabado y con muchas faltas a favor de los de Oklahoma, que acudieron 25 veces a la línea de personal antes de el descanso, ayudándoles a conseguir un brutal 52-29 a la media parte. Sin embargo, la segunda parte fue un cambio de tónica en el encuentro y fueron los Boilermakers los que llevaron el tempo y la batuta, anotando 58 puntos por 45 que anotaron los de Stillwater.

En cuanto a números, el trío mágico de los Cowboys se lució ayer, donde Marcus Smart anotó 30 puntos, Markel Brown 25 y Le’Bryan Nash anotó 16. Remarcar que cada uno de los tres anotó al menos 8 tiros libros, destacando el perfecto 8-8 que hizo Markel Brown.

Los de Purdue vieron como A.J. Hammons sufrió múltiples problemas de faltas, quedándose solo en 7 puntos anotados y 7 rebotes en 18 minutos jugados. Las labores de máximo anotador las ocupó Bryson Scott con 18 puntos

Otro de los equipos candidatos a todo esta temporada, los Kansas Jayhawks se enfrentaban ayer a los Demon Deacons de Wake Forest, en el torneo Battle 4 Atlantis, partido que a priori no tenía muchas complicaciones para una potencia como Kansas pese a que los de North Carolina siempre suelen ser un hueso duro de roer y correoso.

Una buena primera parte de los chicos de Bill Self les ponía por delante en el marcador al descanso con un 40-26. Sin embargo, durante la segunda parte -y debido al buen hacer de Codi Miller-McIntyre, que endosó 26 puntos al equipo del estado de Wichita (20 en la segunda parte)- lograron colocar a Wake Forest cerca en el marcador. Por otra parte el freshman Andrew Wiggins anotaría 12 puntos en toda la segunda parte para evitar que la ventaja conseguida en la primera fuese en vano, permitiendo así ganar a su equipo y provocar la primera derrota para los Deacons.

El equipo de Kansas vio como aparte de Wiggins, dos de sus jugadores anotaban en dobles figuras. Fueron 10 puntos los que consiguió el freshman camerunés Joel Embiid y 13 los que anotó Frank Mason, desde el banquillo ambos.

El resto de la jornada nos dejó partidos sencillos para los equipos dentro del Top 25. Destacar la victoria arrolladora de los Creighton Bluejays de Doug McDermott ante los Sun Devils de Arizona State por 88-60. McDermott logró 27 puntos con 6 rebotes, mientras que Jahii Carson anotaría 15 en un muy mal partido por su parte y por la de Jordan Bachynski, quien se quedó en 4 tantos.

Otros resultados:

Marquette 86-66 CS Fullerton
Memphis 87-60 Siena
UCLA 105-84 Nevada
LSU 82-65 St. Joseph’s
UTEP 78-70 Tennessee

Actuaciones destacadas:

Jamil Wilson (Marquette): 24 puntos+9 rebotes
Roy Devyn Marble (Iowa): 30 puntos
Shaq Goodwin (Memphis): 17 puntos+10 rebotes
Deonte Burton (Nevada): 20 puntos+6 asistencias
Kyle Anderson (UCLA): 17 puntos+10 rebotes+6 asistencias
Jordan Adams (UCLA): 21 puntos+4 rebotes+4 asistencias+6 robos