Manu Ginóbili ha confirmado en su blog personal que continuará una temporada más en la NBA. El escolta, de 38 años, no ha tenido tantas dudas como hace un año, cuando meditó seriamente la retirada.

Sin alardes y a su manera. Manu Ginóbili ha vuelto a recurrir a su propia voz (y texto) para anunciar su continuidad en la NBA. Y, por descontado, en San Antonio Spurs.

Con este breve texto anunciaba su intención de continuar:

1 – Actualización deportiva:

La noticia más relevante para contarles es que ya estoy decidido a seguir jugando en la NBA. No tenía muchas dudas, pero como hago últimamente, quería dejar pasar un poco el tiempo y ver la temporada que pasó desde un poco más lejos. La realidad es que este año me siento más seguro y lo tengo aún más claro que el año anterior. La pasé muy bien durante la temporada y salvo el “pequeño” incidente de febrero estuve saludable en todo momento. Definitivamente quiero seguir disfrutando del básquet un poco más. Ampliaré en mi habitual columna en La Nación muy pronto. Dado que este no es un blog de básquet, seguiré en ese espacio contando más detalles.

Más allá de eso, como decía anteriormente, esta semana me entrené con bastante mayor intensidad tanto en gimnasio como en cancha. Sufrieron las piernas y pulmones pero era inevitable. Ahora es el momento de comenzar con los entrenamientos de equipo. El lunes me costará mucho, pero ya no veo la hora y tengo ganas de ver a todos los chicos.

El argentino reconoce no haber tenido tantas dudas como hace un año. Entonces, el trabajo de Popovich y Buford, así como la decisión de Tim Duncan, marcaron a Ginóbili para intentar un nuevo asalto al anillo.

En esta ocasión, en la que Ginóbili no ha tenido apenas problemas físicos durante la temporada, se ha decantado antes.

Ginóbili jugará los Juegos Olímpicos con Argentina después de que los Spurs le vetaran en el Mundial 2014, en el que no le permitieron jugar con su selección para recuperarse de todas sus molestias y lesiones. Entonces se entendía casi como una despedida de Argentina, pero el mejor jugador albiceleste de la historia tendrá su último baile soñado.

Manu Ginóbili será agente libre sin restricción y podrá negociar con quien quiera, pero nada indica que no retornará a San Antonio, donde ha pasado toda su carrera profesional.