Con la reciente llegada de Avery Bradley vía traspaso a los Detroit Pistons, el próximo paso era saber qué sucedía con la situación de Kentavious Caldwell-Pope, hasta ahora agente libre restricciones. Y con las negociaciones en ‘punto muerto’, según ha podido asegurar Brian Windhorst (ESPN), los Pistons han tenido que afrontado una decisión importante.

El jugador, cuyas pretensiones ascendían hasta los 25 millones anuales (es decir, el contrato máximo), finalmente se convertirá en agente libre sin restricciones después de que los Pistons hayan decidido rescindir la qualifying offer (la cual le convertía en agente libre restringido). Las cifras que solicitaba KCP y la comprometida situación salarial de Detroit eran dos de los principales motivos por los que las negociaciones no hayan sido fructíferas hasta la fecha. Cualquier oferta que pudiesen hacer otro equipo con suficiente margen salarial para ofrecer un contrato máximo, de igualarla los Pistons, situaba a la franquicia prácticamente por encima del impuesto de lujo, algo que los de la Motown querían evitar a toda costa. La llegada de Bradley, a pesar de que será agente libre el próximo verano, daba a entender que Kentavious Caldwell-Pope tenía un pie y medio fuera de Detroit.

Los Pistons, con una opción más asumible a corto plazo como Bradley, han decidido ‘pasar’ de Kentavious Caldwell-Pope. Por otro lado, se rumorea que Detroit hará algún otro traspaso este verano por tal de adquirir más flexibilidad salarial.

El jugador, ahora agente libre, cuenta con interés por parte de los Brooklyn Nets, que poseen suficiente espacio salarial para ofrecer un contrato máximo, y también de los Lakers, aunque éstos estarían más dispuestos a ofrecerle un contrato de poca duración a KCP.