En una jornada con 3 partidos, los Cleveland Cavaliers consiguieron llevarse el cuarto partido para cerrar su eliminatoria contra los Toronto Raptors. Por su parte, los Washington Wizards igualaron la eliminatoria a 2 tras vencer en su cancha a Boston Celtics, y en el último partido los Rockets también consiguieron poner ese empate a 2 en su serie tras ganar a los San Antonio Spurs.

Cleveland Cavaliers 109 – 102 Toronto Raptors (Serie: 4-0)

Cleveland tomó el norte imponiéndose en el cuarto partido de su serie, en un encuentro en el que los locales dominaron el primer cuarto (con diferencias de hasta 11 puntos) y en el que consiguieron llegar a estar por delante a falta de 6 minutos (92-93) para terminar el encuentro.

LeBron James lideró a los suyos con 35 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias, haciendo inútiles los 23 puntos de Ibaka, 22 de DeRozan y 20 de Joseph. Por parte de los visitantes también destacó Kyrie Irving (27 puntos) y Kyle Korver (18 puntos y 6 de 8 en tiros de campo).

Los Cavs, por segunda vez consecutiva, barren a su rival en playoffs y se meten en la que es su tercera final de conferencia consecutiva.

Boston Celtics 102 – 121 Washington Wizards (Serie: 2-2)

Pese a aguantar durante toda la primera mitad, los Boston Celtics no fueron capaces de parar el arreón de los locales tras el descanso. 26-0 de parcial para los Wizards (del 53-48 al al 53-74) que rompió definitivamente el encuentro a favor de Washington, que consigue así igualar la eliminatoria a 2.

19 puntos de Isaiah Thomas, que se queda sin anotar 20+ puntos en dos partidos consecutivos por primera vez en su carrera en playoffs. Por parte de los capitalinos, 29 puntos de Bradley Beal y 27 de John Wall.

La noche del jueves al viernes se disputará el quinto encuentro de esta eliminatoria.

San Antonio Spurs 104 – 125 Houston Rockets (Serie: 2-2)

Los Houston Rockets se impusieron a los San Antonio Spurs en un partido que dominaron de principio a fin, no siendo los visitantes capaces de estar por delante en ningún momento del encuentro. Aún así, es cierto que sí consiguieron ponerse a dos puntos, pero un buen parcial en el tercer cuarto marcó las diferencias.

Patrick Beverley fue noticia antes del encuentro debido al fallecimiento de su abuelo. El jugador, que anotó la primera canasta del encuentro (y se la dedicó) terminó con 10 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias. Por su parte, James Harden fue el líder de los Rockets con 28 puntos y 12 asistencias, con susto incluido en el tercer cuarto, cuando Houston tuvo que pedir tiempo muerto tras un choque de rodillas, que dejó a Harden con algo que dolor.

Aldridge y Leonard anotaron 16 puntos cada uno, mientras que el máximo anotador de su equipo fue Jonathon Simmons con 17.