Mikhail Prokhorov ha llevado a los Nets a una dimensión en la que no se encontraban desde tiempos de Richard Jefferson, Vince Carter y Jason Kidd. Curiosamente será este último el que se encargue de llevar la batuta de unos Nets que no tienen margen de error después de hacer una inversión salarial extremadamente grande para juntar a 5 All-Stars en su quinteto titular, un quinteto hecho para ganar.

TEMPORADA 2010-2011:

La historia de Prokhorov con los Nets comenzó en Mayo de 2010, con la franquicia a habiendo terminado la peor temporada de su historia. Un récord inicial de 0-18 terminó con un balance de 12-70,  con Brook Lopez liderando al equipo en anotación con 18.8 puntos de media en una plantilla diseñada para todo menos para ganar.

Pero esa era la idea de unos Nets que, como varios equipos, había intentado liberar la máxima cantidad de dinero posible para intentar hacerse con los servicios de LeBron James, Dwyane Wade y compañía.

La idea era buena, el problema era que no eran los únicos pretendientes para contratar a dichos jugadores. Fueron varios los equipos que apostaron fuerte, siendo los Heat de Miami los principales beneficiados (como demuestran sus 3 finales y 2 anillos en estas 3 temporadas).

En un intento desesperado por no quedarse con las manos vacías, los de New Jersey ofrecieron un contrato de estrella a Travis Outlaw. 35 millones de dólares por 5 temporadas fueron los argumentos para empezar a dudar de un proyecto que hacía aguas por todos lados.

La suerte no estaba de su parte, como así quedó patente el 18 de Mayo terminando con el pick 3 pese a haber tenido el peor récord. Derrick Favors fue el elegido, ya habiendo sido seleccionados John Wall y Evan Turner por Wizards y Sixers respectivamente.

Sin LeBron ni Wade, muchos dudaban que los Nets pudieran formar una plantilla ganadora, pero Prokhorov no se dio por vencido. Conocido el interés de los Knicks por Carmelo Anthony, los Nets (que todavía estaban en New Jersey) se metieron por medio torpedeando la operación, en una maniobra bastante hábil que terminó llevando a ‘Caramelo’ a los Knicks a un precio muy superior al inicial, algo que dejaba a los Nets con vía libre para negociar por otros jugadores sin tener a sus vecinos jugando el papel contrario (incrementando su valor).

Pocos sabían que la suerte estaba a punto de cambiar. La tensión entre Jerry Sloan y Deron Williams terminó por explotar en un partido de Utah contra Chicago, haciendo que el por aquel entonces entrenador de los Jazz dimitiese y que la franquicia decidiese traspasar a D-Will. Harris, Favors y rondas del draft fue suficiente para que los Jazz aceptasen la oferta. El primer All-Star llegaba a New Jersey.

La temporada terminó con un récord de 24 triunfos y 58 derrotas, dejando al equipo muy lejos de aspirar a una de las plazas de playoffs.

TEMPORADA 2011-2012:

Empezaba entonces la última temporada de Deron con contrato en vigor. Los Nets lo sabían, sabían que o jugaban bien sus bazas o perderían todo aquello por lo que habían apostado cuando hicieron ese traspaso.  Deron no se quedaría en una franquicia perdedora en New Jersey.

La primera carta que jugó Mikhail Prokhorov fue la de anunciar que, al final de esa temporada, los Nets dejarían New Jersey (donde habían estado desde 1976) para mudarse a Brooklyn, un cambio que haría a la franquicia ser mucho más atractiva para los agentes libres o jugadores que pudieran estar involucrados en un posible traspaso.

Pese a unos cuantos rumores (entre los que estaba Dwight Howard), la franquicia no puso su segundo carta sobre la mesa hasta el 27 de febrero de 2012, en pleno trade deadline, anunciaron la contratación de Gerald Wallace tomando ventaja otra vez, pues los Blazers querían desprenderse del jugador. El segundo All-Star había llegado. ¿Conseguirían con Wallace convencer a Deron para renovar?

La llegada del alero proveniente de Portland no tuvo el efecto buscado, y a pesar de terminar siendo el segundo máximo anotador (sólo por detrás de Williams) los Nets se quedaron fuera de playoffs (en el mismo 12º puesto que habían quedado la temporada pasada).

TEMPORADA 2012-2013:

Los Nets dijeron adiós a New Jersey el 23 de Abril de 2012 con una derrota contra los 76ers, con el estadio lleno para despedir al que había sido su equipo durante 36 temporadas. New Jersey era el pasado y Brooklyn el presente y futuro.

Eran muchos los jugadores que hubieran rechazado la posibilidad de ir a Newark, pero que verían con buenos ojos jugar en el Barclays Center. Mantener a Deron era una prioridad pero para ello tenían que poner otra carta en la mesa, demostrando ser capaces de hacer un equipo con posibilidades de entrar en playoffs y luchar por el campeonato.

Dwight Howard seguía sonando como posible incorporación, pero no fue él sino el 6 veces All-Star Joe Johnson quien aterrizó como primer gran refuerzo en Brooklyn. Danny Ferry se quería quitar el contrato de Johnson y los Nets se aprovecharon de esto. El tercer All-Star había llegado a Brooklyn.

Las renovaciones de Brook Lopez (quien seguía sonando como posible moneda de cambio para conseguir a Dwight Howard) y Gerald Wallace, ambos con contratos de 4 años, hicieron que D-Will rechazase otras posibilidades (como los Dallas Mavericks) para renovar.

La temporada terminó con un más que meritorio cuarto puesto de conferencia, que permitió a los Nets acceder a playoffs después de cinco temporadas, pero no duró mucho la alegría perdiendo el séptimo y decisivo encuentro de primera ronda en casa contra los Chicago Bulls. A pesar de ello, la temporada había sido notable, con gratas sorpresas como la mejoría de Brook Lopez, lo que le permitió jugar el partido de las estrellas. Los Nets no necesitaban fichar al cuarto All-Star de su plantilla, el cuarto All-Star estaba en casa.

TEMPORADA 2013-2014:

La cuarta temporada de Mikhail Prokhorov como dueño del equipo no podía haber empezado mejor. Su primer movimiento ha sido firmar como entrenador a Jason Kidd, que en menos de un mes ha pasado de ser jugador rival a entrenador de la franquicia. El movimiento es arriesgado pero cuenta con el beneplácito de su jugador franquicia, Deron Williams, quien fue el primero en mostrarse con ganas de entrenar bajo las órdenes de su nuevo entrenador.

El draft de esta temporada sorprendió a propios y extraños con muchas de sus selecciones (como por ejemplo, Anthony Bennet con el pick 1 por los Cleveland Cavaliers) pero sin duda la mayor sorpresa la dieron los Boston Celtics con el anuncio del traspaso de tres de sus mejores jugadores a los Nets. Paul Pierce, Kevin Garnett y Jason Terry son los primeros afectados de una reconstrucción que los Celtics van a comenzar desde ya.

El traspaso no podrá ser oficialmente anunciado hasta el 10 de julio, pero todo hace indicar que ambos equipos ya lo tienen cerrado.

Los Nets perderán un All-Star en la operación (Gerald Wallace) pero llegarán dos a cambio, consiguiendo con Pierce y Garnett tener a un All-Star por puesto.

Deron Williams, Joe Johnson, Paul Pierce, Kevin Garnett y Brook Lopez, con Jason Terry como sexto hombre, será el núcleo principal de una franquicia que tendrá que pagar entre 60 y 80 millones en “luxury tax”.

Deberán demostrar la temporada que viene que, además de ser buenos individualmente, son capaces de hacer de los Brooklyn Nets los ‘All-Star’ Nets de Mikhail Prokhorov.

Base – Deron Williams: 3 veces All Star (2010-2012). Además ha sido elegido 2 veces para el Segundo Equipo Ideal NBA (2008 y 2010).

Escolta – Joe Johnson: 6 veces All Star (2007-2012). Además una vez elegido para el Tercer Equipo Ideal NBA (2010).

Alero – Paul Pierce: 10 veces All Star (2002-2006 y 2008-2012). Campeón de la NBA en 2008, siendo MVP de las finales. Una vez elegido para el Segundo Equipo Ideal NBA (2009), 3 veces elegido para el Tercer Equipo Ideal NBA (2002, 2003 y 2008).

Ala-pívot – Kevin Garnett: 15 veces All Star (1997-1998, 2000-2011 y 2013). MVP del All Star en 2003. Campeón de la NBA en 2008. MVP de la Regular Season en 2004. Mejor defensor de la NBA en 2008. 4 veces elegido para el Equipo Ideal NBA (2000-2004 y 2008). 3 veces elegido para el Segundo Equipo Ideal NBA (2001, 2002 y 2005). 2 veces elegido para el Tercer Equipo Ideal NBA (1999 y 2007). 9 veces elegido para el Equipo Defensivo NBA (2000-2005, 2008, 2009 y 2011).

Pívot – Brook Lopez: 1 vez All Star (2013).