LeBron James sigue dando que hablar. Con su victoria anoche contra los Toronto Raptors, la estrella de los Cavs ha conseguido participar en 11 barridos (o lo que es lo mismo, 4-0) en playoffs, más que ningún jugador en la historia. Por detrás están Tim Duncan con 9 y Tony Parker y Manu Ginobili con 7, todos ellos con la camiseta de los San Antonio Spurs.

Desde que los Warriors se pusieran 3-1 en las pasadas finales, LeBron lleva un parcial de 11-0, con unos promedios de 34,9 puntos, 9,7 rebotes y 7,8 asistencias por partido.

Séptima final de conferencia consecutiva que disputará James (4 con Miami y 3 con Cleveland), novena en los últimos 14 años. Un paso más cerca para volver a jugar la final una vez más. Hasta ahora su balance en las finales es de 3-4, un récord que sin duda intentará mejorar.