Los Cleveland Cavaliers, con la llegada vía traspaso de Kyle Korver, una de las necesidades de la plantilla. La franquicia de Ohio, con este movimiento, buscaba proporcionarle más apoyo ofensivo a su gran estrella, LeBron James.

Sin embargo, pese a tapar un agujero, LeBron aún no está del todo satisfecho.

“Tenemos que conseguir un base. Es la última vez que lo digo. Necesitamos un base.” – LeBron sobre el movimiento de Korver

El aviso de LeBron es claro. La plantilla de los Cavaliers precisa de un base veterano para ofrecer un poco más de profundidad en dicha posición. Actualmente, cuentan con Kyrie Irving y con el rookie Kay Felder, pero es LeBron quién ejerce como principal ‘playmaker’ en pista, absorbiendo así una gran cantidad de minutos.

La principal previsión es que David Griffin, el general manager de los Cavaliers, no va a frenar sus intentonas con el fichaje de Korver. Las demandas de su estrella son claras. A día de hoy, James disputa una media de 37.1 minutos por partido.

En plena exploración del mercado, dos nombres que ya han salido a la palestra son los de Mario Chalmers y Jarrett Jack, ambos agentes libres.