Tras la decisión de la NBA de retirar el All-Star Weekend de Charlotte con motivo de la Ley anti-LGTB aprobada en el estado de North Carolina, la NCAA ha movido sus fichas en la misma dirección, y ha anunciado el traslado de ciudad de los partidos de primera y segunda ronda del NCAA Tournament que estaban previstos en la ciudad de Greensboro.

Además de en baloncesto universitario, la NCAA ha anunciado también el traslado de los campeonatos de otros deportes universitarios como fútbol, golf, tenis, lacrosse y béisbol que próximamente también tendrían lugar en el estado de North Carolina.