Apenas llevamos 10 días de competición y el baloncesto universitario no ha dejado indiferente a nadie. Primeros choques de titanes, primeros torneos y primeros avisos. No hay lugar para sobrerreacciones, salvo una: Kentucky manda. Los demás le siguen.

los-titulares

Los Wildcats exhiben sus armas

Nueva York, Madison Square Garden, Champions Classic. Era el escaparate perfecto para la nueva hornada de Calipari y acabó siendo un patio de recreo. Tan pronto como Michigan State quería plantear batalla su rival impuso el físico. Porque estos Wildcats tienen la potencia, pero sobre todo, saben cómo usarla. Todo empieza atrás, con la intimidación, la envergadura y la disciplina, y el resto se culmina en ataque, con apenas un par de pases, verticalidad y transiciones de vértigo.

Kentucky en estado puro:


Y si nada de eso funcionaba, ahí estaba Malik Monk para presentarse al mundo. Un anotador compulsivo que hizo primero de desatascador y luego de verdugo. Con Miles Bridges maniatado, los Spartans o se atascaban (20 pérdidas) o se chocaban contra un muro, sea de nombre Gabriel o Adebayo. Si entrar en la zona de Kentucky era un desafío, parar a Isaiah Briscoe también. Se quería lucir en casa y, junto a De’Aaron Fox, desplegó sus recursos de playground para culminar una victoria, que más allá del resultado, deja un sabor de dominio absoluto. (69-48)

Kansas y Duke se levantan

Tras lo sufrido en Hawaii, la cita neoyorquina también sirvió para la redención de Kansas. Pero sobre todo, para la consolidación de Frank Mason III como uno de los jugadores más determinantes de la NCAA. La diferencia entre Jayhawks y Blue Devils estuvo precisamente ahí, en la frialdad, en la dirección. Mientas Mason tenía como guardaespaldas a Devonte Graham, Duke intentaba solventar su mayor carencia con la versión todoterreno de Luke Kennard. Inconsistencia aparte, se sobrepusieron a la batalla física con acierto desde la personal, el liderazgo de Kennard (Allen desaparecido) y la irrupción final de Frank Jackson. Aunque llegados al clutch, todo recaía en Mason, y no falló. Ocho segundos, cambio de ritmo, bote de separación y dentro. Para la victoria y la galería. (75-77)

A Duke le quedaba el contexto: sin sus tres freshmen de mayor cartel, habían conseguido llevar a Kansas al precipicio. No hay derrota dulce, pero sí esfuerzo meritorio. La caída fue el motor de lo que vendría después en el Tip-Off Tournament. Penn State sufrió la sed de venganza, con una pluralidad diferencial y un Amile Jefferson afianzado como pulmón.  En la final, Rhode Island sería la prueba de nivel. Los Rams querían justificar las expectativas, y más con un triunfo ante Cincinnati a sus espaldas. Pero fue un ejercicio de impotencia. Con EC Matthews denegado, los Blue Devils basaron su control en la defensa y (una vez más) el acierto Luke Kennard. El sophomore, encasillado en su día como tirador, ha hecho de las circunstancias su trampolín, y de su instinto anotador la base para crecer en otras facetas. Los de Durham, más que un trofeo, se llevaban un nuevo líder.

PD: No le quiten el ojo a Rhode Island. Si EC Matthews y Hassan Martin no eran suficientes, Jared Terrell se sube al barco. Candidatos a la Atlantic 10, también a dar el campanazo.

Xavier y Creighton presentan sus candidaturas

Cada comienzo de temporada en la NCAA se nos desvelan nuevos equipos que quieren asaltar el trono a los campeones de la campaña anterior y la semana de Xavier y Creighton ha sido para tener en cuenta.

Los de Ohio se proclamaron ayer campeones del Tire Pros tras tumbar a Northern Iowa con sus dos figuras, Edmond Sumner y Trevon Bluiett a un nivel excelso, como llevan realizando el poco que llevamos de campaña. De momento, Xavier sigue invicta con 5 victorias hasta el momento, tumbando a un gran equipo como Clemson y aunque sufriendo de manera inesperada ante Mizzou, Chris Mack ha conseguido armar una máquina con engranajes muy bien compenetrados y un bloque sólido en el que el trío Macura, Sumner y Bluiett están llamados a ser la pólvora y la dinamita de un equipo al que seguro que volvemos a nombrar por aquí.

Por su parte los Bluejays han tenido un calendario mucho menos generoso y pese a esto siguen todavía invictos en la competición. Su victoria ante Wisconsin ya nos daba un aviso de lo que podían dar estos bluejays donde Mo Watson pone el cerebro, el genio y la dirección muy bien acompañada de la dinamita que Marcus Foster ha traído tras estar un año en blanco y llegar desde KSU. También destacar la forma que atraviesa Cole Huff, el cual ha pasado una prueba de fuego durante toda esta semana, enfrentandose a jugadores como Ethan Happ, Josh Hawkinson o el físico de NCST en la pasada noche, donde aparte de que Creighton consiguió su máxima anotación desde 1985, el propio Huff hizo un 20+10 que ayudaría a su equipo a conquistar el Paradise Jam.

 termometro

fuegoST. MARY’S: Hay que hablar de los Gaels. En el trepidante duelo que se avecina con Gonzaga en la WCC, ellos han dado el primer golpe. Todo el mundo esperaba al dúo Naar-Rahon en el perímetro, y sin embargo, nos hemos encontrado con Jock Landale como referente en ataque. Su dominio en la pintura es la llave del equilibrio ofensivo de St’Mary’s, un arma que tanto Nevada como Dayton ya han sufrido en sus propias carnes. Si quieren un hueco en el Gran Baile, este es el camino.

 

frioMSU y Washington: Hablar de Washington es sinónimo de hablar de Markell Fultz y ese es el gran problema, que el equipo depende en su gran totalidad de las actuaciones del escolta para funcionar y ni David Crisp ni Malik Dime están rindiendo al nivel que deberían, visto esto claramente en la derrota que sufrieron los Huskies ante la Yale de Makai Mason.Por su parte, a Izzo parece costarle encontrar un equilibrio en unos Spartans que no tienen una referencia interior más allá de Nick Ward y en los que Miles Bridges se ve obligado a llamar toda la atención, ya sea por las bajas o por el talento propio que tiene el jugador de Flint. Con la derrota ante UK y una victoria más que dudosa ante FGCU, los Spartans deberán subir el nivel.

 

la-lupa

  • Monte Morris (Iowa State): El base de los cyclones ha recuperado el ritmo de manera impresionante esta temporada y es que en el duelo que ayer enfrentaba a los Cyclones contra The Citadel, conseguiría un triple doble con 17 puntos-10 rebotes y 10 asistencias en la victoria de su equipo por 130 a 63.

Resultado de imagen de monte morris triple double

  • Josh Hart (Villanova): Una nueva temporada ha empezado ya, pero si algo tenemos claro es que Josh Hart sigue siendo el alma y el motor de los Wildcats.Tras su tremendo partido contra Purdue, el escolta ha seguido encadenando actuaciones tremendas, como los 30 puntos en 14 tiros que anotó ante Wake Forest y aunque esta ‘Nova no sea tan dominante como la del año pasado, el trabajo y la entrega de su estrella, sigue intacta.
  • Jack Gibbs (Davidson): Si hay algo por lo que tenemos que ver a Davidson es en especial Jack Gibbs, el base sigue siendo una de las mayores atracciones de toda la NCAA y está llamado a pelear por todos los títulos individuales de la temporada, su semana se resume en 18 puntos contra Clemson, 25 contra Mizzou y 28 contra los Sun Devils.
  • TJ Leaf (UCLA): Pese a que en los Bruins todos los focos están puestos en el base Lonzo Ball, el ala pívot ex commit de Arizona, está siendo una máquina de dobles-dobles para Steve Alford, un gran finalizador y versátil alero que de momento esta siendo la sorpresa de los de UCLA.
  • Austin Nichols (Virginia): Fue Top 15 de la generación de 2013, estrella en ciernes en Memphis y muchos le consideraban el mejor transfer de la NCAA esta temporada. Ahora Virginia le ha echado del equipo. Se va de los Cavaliers con más sanciones (2) que partidos jugados (1), y lo que es peor, con la incertidumbre de si lo volveremos a ver en el baloncesto universitario, o sobre una cancha. Duro golpe para los Cavaliers.

los-espanoles

No será la primera ni la última vez que Sebas Saiz abra esta sección. Y menos si sigue así. En su último año universitario, Billy Kennedy le ha dado las riendas como referencia interior de Ole Miss, y este ha respondido a lo grande. Con el Paradise Jam como escenario, el madrileño exploto anoche ante Saint Joseph’s: career-high (26 puntos), otro doble-doble (12 rebotes) y la sensación de que lo mejor está por llegar. Siempre tuvo la intensidad y el físico, ahora empieza a mostrar su repertorio.

Los resultados no acompañan a UTA-Arlington, pero Jorge Bilbao sigue erigiéndose importante. Como demostró ante Florida Gulf Coast con 9 puntos, su mejor anotación hasta ahora. Semana inconsistente también para Rubén Guerrero, que supo resarcirse de su mal encuentro frente a Elon con victoria y solidez (8 puntos, 6 rebotes) ante Rider.

Mientras Andrew Ramirez y Jaume Sorolla siguen sumando experiencia en Hartford y Valparaiso respectivamente, Francis Alonso volvió a destacar con UNC Greensboro. El canterano se asentó como el tercer máximo anotador del equipo gracias a sus 16 puntos ante North Dakota State.

Las expectativas ahora están sobre Yankuba Sima. El juego de St. John’s se focaliza en el perímetro, y Chris Mullin aun no ha terminado de quitarle las cadenas, pero el pívot ya ha demostrado ser el interior más sólido de la rotación neoyorquina.  Esta exprimiendo sus minutos.

videoteca

  1. El game-winner de Frank Mason III


2. ¿Poster de Jalen Brunson? ¡Poster de Jalen Brunson!

3. Kamar Baldwin es la nueva perla de Butler. Ya decide partidos.


4. Los Wolfpack se divierten

5. El show de Lonzo Ball