El alero sueco Jonas Jerebko, de los Boston Celtics, ha apostado por invertir en el mundo de las competiciones de videojuegos, donde ha adquirido los derechos del equipo de los Renegades, equipo con sede en Michigan, por un año.

El equipo competirá bajo la batuta de Jerebko este mismo mes de septiembre en el Call of Duty World League Championship, y la idea del jugador sueco es montar un equipo que compita próximamente en campeonatos de League of Legends, Halo 5 y Overwatch.

Hemos estado negociando estos últimos meses“, aseguraba Jerebko en una entrevista para ESPN. “Han habido problemas económicos en el equipo últimamente, pero esto ahora no va a suceder. Son una buena inversión a largo plazo“.

Jerebko no es el primer jugador NBA que invierte en un equipo profesional de videojuegos. Anteriormente, Rick Fox creó su propio equipo, Echo Fox, el pasado mes de diciembre, y este mismo año Shaquille O’Neal adquiría parte del equipo NRG.