Con Chicago ya lejos del radar de Joakim Noah, al francés parece que se le allana el camino hacia su nuevo destino.

Los New York Knicks, hoy por hoy, son los máximos favoritos para hacerse con los servicios del hasta ahora pívot de los Chicago Bulls, según indican los últimos rumores. De hecho, se espera que Joakim Noah se reúna con Phil Jackson este viernes para, posiblemente, cerrar los últimos detalles del acuerdo.

Hasta la fecha, todo indica que el pívot ya tendría la decisión tomada desde ya hace unos días y, por ello, algunos equipos ya habrían centrado el interés en otros jugadores. El francés, nacido en la Gran Manzana y gran amigo de Derrick Rose, ha visto cómo se le ha facilitado el camino para acabar, posiblemente, recalando en los Knicks.

Con la marcha de Robin López a Chicago en el traspaso de Derrick Rose, la front office de los Knicks ha priorizado cerrar la firma de un pívot antes que la de un jugador exterior. Los últimos rumores que circulan es que el pívot de 31 años podría embolsarse unos 18 millones de dólares anuales en su nuevo contrato con los neoyorquinos.