Jason Terry realizó dos entrevistas ayer para comentar su situación y la de los Boston Celtics, la primera con Elf & Slater en la radio KRLD-FM 105.3, y habló sobre la posibilidad de volver a jugar para los Dallas Mavericks, entre otros asuntos (transcripción del Dallas Morning News).

¿Volverás a llevar el uniforme de los Dallas Mavericks algún día?

“Espero que sí. Sabes qué, de hecho lo llevo todos los días por la noche. Es mi ropa de estar por casa. Estoy con los Celtics durante otros dos años. Estaría más que feliz de regresar y ponerme la camiseta de los Mavs y volver a estar en la pista de despegue para los Mavericks”.

¿Cómo ves Dallas para los agentes libres?

La gente piensa que Dallas es una ciudad de football, y los Cowboys han hecho un gran trabajo con su franquicias, pero cuando nosotros ganamos el Campeonato en 2011 eso ha cambiado un poco. Nuestra base de aficionados es fenomenal. Tienes un gran dueño y tienes a un gran entrenador. Y, ¿quién no querría jugar junto a Dirk Nowitzki? Dallas es un sitio genial para vivir. Si eres soltero, tienes mucha vida nocturna. Si eres un tipo familiar, es un gran lugar para crear una familia”.

Sobre las Finales NBA

“Bueno, estaba un poco indeciso entre los dos equipos porque odio a ambos. San Antonio ha sido nuestro rival por muchos años, y los Miami Heat… simplemente les odiamos. No nos gustan, no me importa quién lleve el uniforme, pero 2006 está siempre en mi mente”

Sobre el mate que le hizo LeBron James

“Mis hijos me estuvieron enseñando la repetición después esa misma noche cuando llegué a casa. No lo parece, pero yo he machacado sobre mucha gente en mis mejores años. Mi mate más memorable fue sobre Shaq. Pero entonces no había Twitter, no había estas redes sociales para hablarlo y entonces nadie realmente lo sabe. Pero es algo que nunca olvidaré. Pero el mate que me hizo LeBron, es lo que es. Si alguien tiene que machacar sobre mi de nuevo, espero que sea él, porque es el mejor ahora mismo”.

Pero en otra entrevista, en esta ocasión para el Boston Glove, Terry se mostró menos animado después de la salida de Doc Rivers y el proceso de reconstrucción en el que parece que se van a sumergir los Celtics.

“Estoy muy sorprendido” decía el escolta de 35 años. “La razón por la que vine a Boston era la oportunidad de ganar otro campeonato y jugar para Doc Rivers. Kevin Garnett, Paul Pierce y Rajon Rondo estaban ahí. Quería ser parte de la tradición de los Celtics”. 

Sin embargo, Terry asegura que si la plantilla entra en reconstrucción, él no pedirá que le traspasen.

“¿Cambia esto las cosas? Tendré que averiguarlo. Hay mucho verano por delante para ajustar la plantilla. Desde mi perspectiva, tengo que estar sano” decía Terry, quien tuvo una intervención menor en la rodilla a principios de mes. “Estoy pensando en mi futuro también, y quiero ser un entrenador. Aprendí mucho de Doc el año pasado. La temporada que viene aún estaré con Danny Ainge, y será una oportunidad para aprender el lado de los negocios. Esta es aún una gran organización de la que formar parte”.

Los Celtics han pedido a Terry que ayude como entrenador asistente en el equipo de la Liga de Verano de Orlando, acompañando posiblemente a Jay Larranaga, quien dirigirá al equipo al menos en la competición amistosa.

“Ayudaré en muchas cosas” aseguró Terry.