El vertiginoso, explosivo e impredecible baloncesto universitario estadounidense aterriza un año más en este mes de noviembre como contrapartida a la NBA. Mucho tiempo de ardua espera para escasos cinco meses de intensa actividad, de despropósitos, de lágrimas y euforia, de magia y de cenicientas. Una competición especial, distinta a cualquier otra, incluso infravalorada, pero que por suerte cada vez gana más adeptos desde este lado del charco.

Se presenta un curso de los más interesantes y disputados de estos últimos años, después de ver como la metodología Calipari alzaba al fin como campeón a unos Wildcats incontestables durante todo el curso, con una generación de jugadores que ya empieza a dar sus primeros pasos en la NBA. Louisville e Indiana parecen a priori los programas más sólidos, con una Big East cada vez yendo a menos, una PAC-12 que se revaloriza gracias a la camada de reclutamiento de UCLA, la importante pérdida de efectivos del vigente campeón, la bajada de nivel de programas de primera línea como North Carolina, Michigan State o Georgetown y el ascenso de otros como North Carolina State, Michigan o Arizona pone aún más difícil pronosticar un claro favorito para alzarse con el trono universitario.

De cualquier modo, intentaremos por segundo año consecutivo traer lo que para nosotros son las claves a seguir de las universidades más destacadas esta temporada. Una vez más, gracias al descomunal trabajo -totalmente desinteresado- de aficionados que viven cada año la locura de esta competición, y que han querido colaborar con sus aportaciones para el lanzamiento de esta guía: Hugo Álvarez, Gonzalo Bedia, Nacho Bertolín, Enrique Galván, Iker García, Oscar Periz, Gabriel Pevida, Juan Vargas, Jorge Virué e Ignacio Zubizarreta, sin olvidarme de nuevo del inmenso trabajo realizado por Álvaro Manzanares en temas de maquetación y diseño.

Como de costumbre, será posible consultar la guía de manera gratuita desde este mismo artículo, o bien, descargarla formato PDF desde el siguiente enlace.