Es conocida de sobra la versatilidad con la que Victor Oladipo triunfó, en gran parte, en la NCAA. Hasta aquí bien.

El tema en cuestión por el que escribo estas líneas va con la finalidad de describir la posible finalidad con la que los Magic deciden potenciar las habilidades del rookie procedente de la universidad de Indiana a más allá de su buena y eficiente producción como escolta.

Vistos sus años como jugador en la universidad de Indiana, explotando su rendimiento en el último, te das cuenta de que es un jugador cuyas características encajan poco con las de un base, a excepción de en momentos puntuales de partido, en los cuales para ‘romper’ esquemas no va nada mal. Ahora bien, pensando en usar a Oladipo de PG de forma mayoritaria en un partido puede resultar un error.

Ahora, se ha convertido una especie de ‘all-around‘ y un seguro en el puesto de SG, donde se desenvuelve como pez en el agua, habiendo mejorado todas sus prestaciones. Ahora bien, si Orlando quiere tener en él a un seguro como PG, deberá de mejorar su forma de leer el juego e ir con cuidado en el tema pérdidas, de las cuales suele cometer bastantes.

Unas pequeñas pistas para saber por dónde van los tiros fue la liga de verano jugada en Orlando. Los Magic usaron a Oladipo como PG a jornada completa, sin verle prácticamente un sólo minuto en su hábitat natural. Se vio a un jugador desubicado a ratos, pero agresivo de cara a canasta, uno de sus puntos fuertes. Por otra parte, su juego como ‘playmaker‘ aún está por desarrollar.

Lo que pretendo decir es que si el objetivo es usar al rookie como PG durante pocos minutos, es una alternativa ‘diferente’ pero que puede resultar efectiva.

Empezar a experimentar desde tan pronto no creo que sea lo más acertado. Pero vamos, que si funciona, todo en orden.