Normalmente en este blog se ha hablado de cosas poco relacionadas directa o indirectamente con la NBA, como el Eurobasket, diferencias entre la NBA y el resto del mundo, etc. No obstante, durante los próximos meses vamos a intentar acercarnos un poco más a la NBA, pero desde una óptica diferente.

Y es que aprovechando que el que les escribe es un politólogo recién graduado y que las primarias para elegir candidatos a la Presidencia de los Estados Unidos están a la vuelta de la esquina, intentaremos ver cómo afectan las elecciones a la NBA, y sobre todo, cómo la NBA (mediante jugadores, entrenadores y propietarios), se involucra en la carrera electoral.

En este primer artículo de la serie trataré de explicar cómo funciona el sistema electoral norteamericano, así que pido disculpas por adelantado a todos aquellos que intenten encontrar en este artículo en concreto referencias baloncestísticas. Pero tranquilos, que vendrán más adelante.

En noviembre de 2016, concretamente el día 8, en EE.UU. se escogerán, además del Presidente, a los 435 congresistas, 34 de los 100 senadores y a 13 gobernadores estatales. Dejaremos de lado las elecciones a Gobernador, ya que son propias de cada estado, y nos centraremos en intentar explicar, sin ahondar mucho en detalles, en cómo funciona la carrera presidencial y las elecciones al Congreso y al Senado.

Para poder optar a la presidencia de los EE.UU., los candidatos deben ser escogidos por su partido, normalmente mediante un proceso de primarias. A pesar que popularmente se dice que los EE.UU. tienen un sistema bipartidista, ésto no es del todo correcto, ya que varios partidos más concurren a las elecciones. Sin ir más lejos, en 2012 el candidato del partido Libertario obtuvo más de 1 millón de votos, un 0’99 de los sufragios que sin embargo no le aportaron ningún voto en el Colegio Electoral, que es quien decide el presidente. No obstante, es altamente complicado que un candidato que no sea de uno de los dos grandes partidos obtenga votos en el Colegio Electoral. El último precedente con más de dos partidos obteniendo votos en el Colegio Electoral lo encontramos en 1968, año en que Richard Nixon ganó las elecciones.

¿Y cómo se consiguen los votos del colegio electoral? El sistema electoral en EE.UU. es mayoritario, lo cual implica que aquel que gana se lleva todo. Para las elecciones a la Presidencia, se utilizan los Estados como circunscripción, y a cada una se le otorgan un número de votos en el colegio electoral en función de su población, que van desde los 3 que entregan varios estados, como Montana o Dakota del Norte, hasta los 55 que se entregan por ganar en California. Para lograr la Presidencia, se necesita obtener mayoría absoluta, es decir, un mínimo de 270 de los 538 votos que se reparten.

Para las elecciones al Congreso (o Cámara de Representantes, ya que Congreso es el nombre oficial con el que se designa al conjunto de ambas cámaras), se divide el país en 435 distritos, cada cual otorga un congresista. El sistema electoral es sencillo, gana el asiento el candidato más votado de cada distrito. Por estados, Dakota del Sur y Wyoming tienen un solo congresista, mientras que California tiene 53 y Tejas 36.

En cuanto al Senado, está compuesto de 100 miembros (2 por estado), más el Vicepresidente, que a su vez es el Presidente de la Cámara, pero que sólo usa su derecho a voto en caso de empate. El sistema electoral para escoger senadores es un poco más complicado que en el caso del Congreso, ya que el mandato de cada senador dura 6 años y se van renovando por tercios cada dos años. Por lo demás, también funciona como sistema mayoritario, entregándose un escaño por distrito, cosa que hace que el más votado se lleve el premio.

Por lo demás, lo que nos interesa de cara a nuestro ámbito (la NBA), es ver como sus diferentes estamentos se implican en campaña. Los EE.UU. tienen un sistema de financiación de campañas totalmente privado, lo que, sumado a la transparencia habitual en las campañas electorales que tienen en el país norteamericano, hace que resulte relativamente sencillo poder averiguar a quién y cómo apoyan los deportistas y demás personas que forman parte de la NBA en las elecciones. Y eso es lo que trataremos de hacer en las próximas entregas.

Un saludo, y hasta la próxima. Y ya sabéis, si queréis sugerir temas para el blog, vía twitter (@josefdez20) o vía comentarios en el blog.