Estamos en el fulgor de la temporada. Marzo empieza a asomarse y los equipos quieren ganarse su invitación para el Gran Baile. Por ello, la exigencia aumenta. Lo experimentó Baylor con su primera derrota de la temporada o Duke en su peor semana del curso. Sólo Gonzaga queda invicto.

La ACC se revoluciona

A principio de temporada, se anticipaba esta ACC como la edición más competitiva de la última década.  Por el nivel de talento y la igualdad entre los grandes. Y hoy por hoy, aquellas expectativas ya no se discuten. Un (bendito) caos.

Es un todos contra todos con el ojo del huracán en Tallahassee. Florida State ha pasado de sensación a realidad con Duke como prueba de fuego. Desde el inicio, los Seminoles hicieron de equipo grande. Plurales en ataque, muy físicos en defensa y consistentes mentalmente. Dwayne Bacon y Luke Kennard cogieron las riendas en sus bandos, con la diferencia de que el primero iba a tener apoyos. Más allá de Jayson Tatum, los Blue Devils se quedaban cortos de efectivos, lo contrario para unos locales que exhibían profundidad de banquillo.

Fue comenzar la segunda parte y revolucionarse todo. Jeff Capel mandó controlar a Bacon y Terrance Mann, y fue ahí donde apareció Xavier Rathan-Mayes. El canadiense aprovechó los espacios y se dio un festín ofensivo que resultó incontestable para el rival. Los de Durham cayeron desfondados e impotentes en la pintura. La baja de Amile Jefferson dejaba una grieta que nadie podía cubrir.

Una que bien detectó Louisville unos días después. Porque la diferencia estuvo ahí, bajo aros. Pitino se limitó a llevarse el partido al barro y a explotar las carencias interiores. Su factor X fue Anas Mahmoud. El egipcio firmó el mejor partido de su carrera universitaria (17 puntos, 11 rebotes) y castigó la fragilidad tanto de Harry Giles como de Chase Jeter. Volvió la mejor versión de Grayson Allen, pero no fue suficiente. El balance de 2-3 de Duke no preocupa tanto como la dependencia que tienen de su capitán.

Sin embargo, este escenario no iba a dejar a Florida State como líder en solitario. North Carolina se iba a entrometer con una exhibición ofensiva. En Chapel Hill, los Tar Heels impusieron su ritmo, y sobre todo, ganaron la batalla física. Desde el liderazgo de Joel Berry a la versatilidad de Justin Jackson, los de Roy Williams sacaron partido del desgaste rival para controlar el choque. Jonathan Isaac saldría a la palestra, pero la agresividad de Isaiah Hicks pondría la puntilla.

Y así, sin hacer ruido, Notre Dame se consolida en el trono de la conferencia. No conocen la derrota en 2017, lograron victorias sólidas ante Miami y Georgia Tech y volvieron a mostrar uno de los ataques más fluidos del país.

West Virginia se viste de David y tumba a Baylor

Por primera vez en su historia, los chicos de Scott Drew entraban una semana luciendo el número 1 en la clasificación de la AP, sin embargo, la alegría no duraría demasiado…La Big XII volvió a demostrarse anárquica y es que Baylor visitaba la cancha del actual número 10 de la nación, los Mountaineers de West Virginia rugían en su feudo para intentar dar un susto a los chicos de Waco.

Resultado de imagen de west virginia basketball baylor

Desde un principio, Bob Huggins lo tuvo claro,ritmo, defensa y sobretodo, caos. Como siempre que un equipo que juega contra West Virginia, Baylor se vio abrumado por la velocidad endiablada que les impusieron los locales, imprecisiones, muchísimas pérdidas y sobretodo un Manu Lecomte que en ocasiones se vio superado por el exceso de uso que tuvo durante el encuentro, fueron vitales para que al descanso ya mandaran los Mountaineers en el luminoso. La segunda parte fue un monólogo de los locales, Jonathan Motley se veía desquiciado y Baylor no podía mantener el ritmo de West Virginia, los cuales endosaron 50 puntos durante la segunda parte a uno de los mejores equipos de la nación. Pese al mal partido de Dexter Miles, Nathan Adrian fue el puntal ofensivo con 22 puntos y como siempre Jevon Carter completó un partido impresionante con 17 puntos, 7 asistencias y 5 robos.

Xavier se complica en la jungla de la Big East

Si algo sabemos en lo que va de campaña, es que la Big East es capaz de tumbar a cualquiera y si hay un equipo que lo está notando especialmente, son los Xavier Musketeers. Vienen de cumplir la peor semana de toda la temporada, tras empezar la conferencia con buen pie tumbando a tres equipos de nivel menor como Providence, Georgetown y St. John’s, los primeros baches de su calendario se mostraban.

Si bien perder ante Villanova es una derrota comprensible para cualquier equipo de la nación, los de Ohio sufrirían otra derrota más en el siguiente partido ante una Butler que pese a que en ocasiones encandila con su juego, se está mostrando cuanto menos irregular.

Ahora mismo los chicos de Chris Mack se encuentran en la cuarta posición de la Big East, sin embargo, su calendario pasa por la etapa más dura de toda la campaña. Creighton por partida doble, Cincy y Seton Hall son sus siguientes encuentros en los que su posición se puede resentir muchísimo e incluso en caso de sufrir un nivel alto de derrotas podría tirar una temporada que hasta las derrotas ante Baylor y Colorado pintaba como una exitosa para los Musketeers, veremos que les deparará la fortuna, pero siempre con un ojo encima.

Gonzaga da un golpe sobre la mesa

El pulso de la WCC tenía por fin su tan esperado envite. La horda australiana de St. Mary’s frente a la artillería de los Zags. Sin embargo, acabó siendo el show de Gonzaga. Los de Mark Few aprovecharon los focos para mandar un aviso al resto de la NCAA. Con Nigel Williams-Goss a la cabeza, no faltaron escuderos, sobre todo atrás. Los locales ahogaron a unos Gaels que tras el descanso, ni podían frenar el perímetro rival ni seguir su cadencia anotadora. Que nadie se sorprenda si Gonzaga se presenta invicta en marzo.

FLORIDA STATE: Los chicos de Leonard Hamilton siguen sorprendiendo y a día de hoy se encuentran en la parte noble de la ACC. Pese a su derrota ante UNC, las victorias anteriores ante Virginia Tech y ante Duke sirven como aval para creernos a estos ‘Noles. Jonathan Isaac sorprende y Dwayne Bacon dirige el barco, pero su secreto está en la pluralidad, tanto en ataque como en defensa.

 

COLORADO BUFFALOES: Una pena que los Buffs aparezcan en esta sección pero el calendario de la PAC12 les ha caído encima como una losa y todavía están buscando una victoria. Pese a ello, su última derrota ante USC fue solo por 3 puntos y el equipo sigue demostrando que hay que sudar tinta para vencerles en casa, esperemos que la primera les llegue pronto. Derrick White y Xavier Johnson llevan la manija.

  • Bryce Alford (UCLA): Los Bruins han vuelto a poner la directa. Esta semana, tenían en Utah y Colorado dos desafíos de altura y han salido ilesos. Uno de los culpables es Bryce Alford, quien ha afinado su puntería más que nunca. Sus 37 puntos ante los Buffs le alaban, así como los mejores porcentajes de su carrera (50% TC / 46% T3). Su sociedad con Lonzo Ball funciona, está cómodo en ataque y contribuye a apuntalar el ataque más temido del país.
  • Peter Jok (Iowa): Ha pasado de promediar 4.4 puntos y apenas 1 rebote en su primer año a registrar 22 puntos, 6.2 rebotes y 2.4 asistencias como senior. Se habla poco de él porque juega en Iowa, pero Peter Jok debería estar en las quinielas por el Player of the Year. Hay pruebas de sobra, ninguna como la que firmó ante Purdue. Sus 29 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias tumbaron a los Boilermakers. Mucho más que un tirador.

  • Bryant Crawford (Wake Forest): Con todos ustedes, uno de los jugadores más infravalorados de la NCAA. Un cóctel de versatilidad y dirección que le deja como líder indiscutible de los Demon Deacons. Los resultados no acompañan, pero no debe ser excusa para no fijarse en un base que no para de crecer.
  • Chimezie Metu (USC): Los Trojans no brillan como antes, pero puede que hayan encontrado a su estrella. En su año sophomore, Metu dejaba destellos de lo que hoy es una realidad. Un auténtico todoterreno que combina potencia física con recursos y trabajo. Lo mejor es que lo mejor parece estar por llegar.

Las semanas de los españoles en la NCAA empiezan a contarse por buenas noticias. Francis Alonso sigue en estado de gracia, y no es coincidencia que su mejor versión esté acompañada del mejor momento de UNC Greensboro. Tras dos partidos de ensueño, el malagueño sobresalió con 24 puntos (7/10 TC) ante East Tennessee y 14 puntos, 4 rebotes ante frente a VMI. Son ya 4 victorias consecutivas para los Spartans.

Una dinámica que bien continúa Jaume Sorolla. El pívot de Valparaiso se ha consolidado en la rotación de forma definitiva, y lo agradece productividad cuando está en pista. El de Tortosa fue protagonista en la victoria ante Youngstown State, registrando 12 puntos y 6 rebotes en 20 minutos en pista.

Incluso cuando no brilla, el rendimiento de Sebas Saiz es digno de mención. En la derrota ante Georgia se rompió la racha de dobles-dobles consecutivos, pero lo arregló con 13 puntos y 15 rebotes frente a South Carolina. La preocupación es colectiva, y es que Ole Miss no termina de arrancar en la SEC.

Como tampoco se ha recuperado UT-Arlington del golpe sufrido ante Texas State la semana pasada. Nueva derrota de los Mavericks de Jorge Bilbao, esta vez frente a Troy, partido en el que el vasco sumó 7 puntos y 5 rebotes. También sensaciones dispares para Ramon y Eric Vila. El primero no destaca en números en las filas de Arizona State, pero Bobby Hurley cuenta con él en la rotación y éste responde con energía e intangibles. El segundo, sin embargo, empieza a ver decaer sus minutos con Texas A&M.

  • OG Anunoby (Indiana) ya es un habitual de esta sección.
  • Washington no, pero Markelle Fultz sí que da espectáculo.
  • Marcus Foster (Creighton) no se queda atrás.
  • Locura en el final de partido entre Texas Tech y Kansas State.