Tres años después de elegir a los Brooklyn Nets, Deron Williams se pasa ahora al otro bando que le pretendía en el verano de 2012 y será jugador de los Dallas Mavericks una vez que pase su periodo de waivers en 48 horas.

Según adelantó David Aldridge de NBA.com, el base y la franquicia de Brooklyn alcanzaron hoy un acuerdo para rescindir su contrato, en el que le quedaban pendientes dos años con un total de más de $40 millones de dólares. Según Marc Stein de ESPN, de ese dinero recibirá entre $25 y $30 millones, a los que habrá que sumar su salario con su nuevo equipo.

Y todo apunta a que ese nuevo equipo serán los Dallas Mavericks, como viene adelantando desde la pasada noche también Stein. Los Mavs buscan un base y Deron quiere empezar de nuevo en la ciudad que ha sido su casa durante gran parte de su vida.

Los Brooklyn Nets se pueden ahorrar potencialmente hasta alrededor de $30 millones esta temporada, teniendo en cuenta que el jugador perdona dinero con las rescisión, que se utilizará la stretch provision para repartir ese dinero restante entre los próximos 5 años (a unos $6 millones anuales), y que hay que duplicar la cantidad de ahorro debido al impuesto de lujo.

Los Dallas Mavericks añaden a un Deron Williams muy venido a menos en las últimas temporadas por problemas físicos y de encaje en Brooklyn. Deron no es ya aquel que peleaba con Chris Paul por ser el mejor base de la liga, pero habrá que ver si Rick Carlisle puede sacar algo más de él en un equipo algo desesperado después del asunto DeAndre Jordan.

Se espera que firme con los Mavericks por dos temporadas y alrededor de $10 millones de dólares. Tras este movimiento cuentan con alrededor de $6 millones libres.