Entre los múltiples planes que tiene el cinco veces campeón de la NBA en mente no se encuentra el retirarse al término de la presente campaña.

Fisher, de 38 años, entiende que esta puede ser su última oportunidad, pero no piensa quedarse en Oklahoma City para una sola temporada: “No estoy pensando en retirarme a final de temporada, pero si ésta es mi última temporada, merezco una oportunidad para estar en este grupo“.

El juego de Derek Fisher se ha ido deteriorando con el paso de los años, tanto que desde el 2008 no promedia más de 10 puntos por partido y su fichaje por Oklahoma City Thunder ha sido más para ser un apoyo para los jugadores en el vestuario que para aportar en la pista.

Scott Brooks todavía no ha dicho nada si Derek Fisher estará disponible para el partido que enfrenta a su equipo contra los New Orleans Hornets esta noche.