Cambiamos las sorpresas por grandes batallas. Queda menos de un mes para el Gran Baile y los partidos se intensifican a la par que su importancia. Desde la rivalidad de Tobacco Road a la consolidación de Gonzaga . Una semana más, el baloncesto universitario no ha dejado indiferente a nadie. Como tampoco el comité con su “simulacro” de Selection Sunday.

Los Blue Devils se reivindican en el derbi

Por el contexto, la tradición, el ambiente. El aspecto del Cameron Indoor anticipaba una cita de altos vuelos. Y lo fue desde el principio. 17 cambios de líder en el marcador, 9 empates y ninguna ventaja que superara los 8 puntos. Un intercambio de golpes de 40 minutos.

No es casualidad que la mejor versión de Duke floreciera con todo el plantel sano, entrenador incluido. La puntería de Justin Jackson iba a suponer un desafío, pero los Blue Devils supieron resistir. ¿Cómo? Poniéndose al mismo nivel físico. A sabiendas de la baja de Isaiah Hicks en los Tar Heels, los locales involucraron a todos sus efectivos en el rebote para controlar el ritmo, y desde ahí mantuvieron la igualdad. Grayson Allen cogía las riendas y Luke Kennard se erigía como escudero. Sin embargo, North Carolina permaneció impasible. Efectivos en la zona y minimizando errores.


Todo cambiaría en la segunda parte, la emoción marcó la pauta y Jayson Tatum el guión del partido. Su versatilidad fue un quebradero de cabeza para Roy Williams. Coach K apostó por él como ‘4’ abierto, alejó a los hombres altos de UNC de la zona y el freshman aprovechó los espacios. Más o menos acertado, fue determinante. No como anotador, sino como generador. Gracias a su agresividad Duke se demostraba más fluida y multiplicaba sus amenazas. Los Tar Heels aguantaban como podían, gracias tanto al oficio de Theo Pinson como a la pluralidad ofensiva. Pero llegada la hora de la verdad, decidirían las figuras.

Pese a las acometidas de Joel Berry y Justin Jackson, sería el momento de Grayson Allen. A poco más de un minuto para el final, invitaba a su defensor a una clase de baile, se levantaba desde la línea de tres y pondría la guinda al encuentro. La frialdad de Frank Jackson haría el resto. Porque más allá de conclusiones, el partido deja una cosa clara: en la carrera por el título de la ACC puede pasar cualquier cosa.

Northwestern cerca de su primer Madness

Uno de los equipos que más nos han encandilado durante toda la temporada está más cerca de conseguir su primera participación en el March Madness. Una cita con la historia que seguro los Wildcats esperan con impaciencia. Si algo está consiguiendo Chris Collins esta campaña es hacer de sus pupilos un equipo incómodo de jugar, sin embargo, sus planes parecían truncados cuando su máximo anotador, Scottie Lindsey caía lesionado, la temporada parecía escaparse, hasta la pasada noche.

Los de Illinois visitaban al número 7 de la nación en su feudo, el Kohl center de Wisconsin donde los Badgers son muy fuertes, pero si algo caracteriza a los Wildcats es el corazón y la defensa, así fue. Desde el primer momento, los de Collins impusieron un ritmo duro y lento en el que Wisconsin se vió entramado en la trampa defensiva de los visitantes, Bronson Koenig fue borrado del encuentro gracias a un gran Bryan McIntosh que rozó el triple doble, en uno de sus mejores partidos de la temporada. Valorar también el trabajo de Northwestern para dejar a un Ethan Happ descolocado, lejos de ser el candidato a POY que había demostrado ser. Con esta victoria, la gesta de una primera participación en el Madness está cada día más cerca y desde aquí esperamos que así sea.

El gran golpe de Gonzaga

Era su último examen. La prueba definitiva, la que podía despejar las dudas o enterrarle con ellas. En Moraga y ante St. Mary’s, Gonzaga optó por lo primero. No sin dificultad, ya que Jock Landale y la defensa de los Gaels conformaba su reto más exigente hasta la fecha. Los Bulldogs contestaron con su propia medicina. Primero con un Karnowski impecable, que más allá de la movilidad y los recursos exhibidos, apareció cuando más lo necesitaban. Después con un muro atrás. Aislaron a Landale y frenaron al dúo Rahon-Naar. Con Jonathan Williams como escudero, los Zags cerraron la primera parte con un parcial de 17-2. Suficiente para coger las riendas y limitarse a controlar el choque. 26 victorias y ninguna derrota. Un triunfo que termina el debate sobre el seed #1 de Gonzaga, y que pone tres aspectos sobre la mesa:

  1. Es muy factible que lleguen al March Madness imbatidos.
  2. Es posiblemente el equipo más equilibrado que ha dirigido Mark Few.
  3. Son candidatos a todo.

PD: Zach Collins es el freshman más infravalorado del país, y junto con Aaron Holiday (UCLA), el mejor sexto hombre de la NCAA.

SMU provoca la primera derrota de Cincy en la AAC

En otro de los upsets de la jornada, los dos equipos más en forma de la American se enfrentaban entre sí, los de Cronin, todavía invictos en la conferencia, viajaban a Dallas para visitar a SMU, su perseguidor más cercano en la conferencia. El encuentro no pudo ser mejor para el espectador, fue un intercambio de golpes entre dos púgiles que tienen por bandera la defensa y fue lo que más se notó en la primera parte del encuentro donde ninguno de los participantes daba su brazo a torcer y el luminoso lo reflejaba, con ambos equipos en menos de 30 puntos, el que primero fallase torcería el brazo y así fue.

La segunda parte siguió la tónica de los primeros 20 minutos y los equipos seguían con acciones positivas para ellos, sin ceder terreno al otro, hasta que el acierto de Ben Emelogu sobretodo desde la línea de 3 propició un parcial de 15-0 para los Mustangs que desde ahí no miraron atrás y pudieron mantener las rentas para que al final provocasen la primera derrota de los Bearcats en la conferencia.

Si comenzase hoy el March Madness…

Por primera vez en la historia del baloncesto universitario, el comité dio a conocer el que sería su Top 16 si arrancase hoy el torneo final. Sin sorpresas: Villanova, Kansas, Baylor y Gonzaga fueron elegidos cabezas de serie, UCLA y Duke completaron el cuadro (las decisiones se tomaron antes de sus victorias vs Oregon y UNC respectivamente) y la Big Ten se quedó sin ningún representante. Llamada de atención.

 

UCLA BRUINS: Los Bruins han vuelto a las andadas. Tras brillar en su gira por Washington, ahora han barrido en Oregon, vengándose primero ante los Ducks (con una espectacular remontada) para después pasar por encima de los Beavers. Han recuperado las sensaciones en ataque y Lonzo Ball sigue maravillando allá por donde pasa. Parecen haberse quitado la presión, y junto a los primeros destellos defensivos de la temporada, puede que la mejor versión de los Bruins aún esté por llegar.

NORTH CAROLINA STATE: Más allá de los resultados, son las sensaciones. Tras sorprender en el Cameron Indoor, los Wolfpack acumulan cinco derrotas consecutivas, pero sobre todo, una dejadez preocupante. Incluso Dennis Smith Jr. se ha contagiado de la dinámica negativa. Mark Gottfried parece haber perdido el control de un grupo al que no le falta talento, pero sí madurez. Cayeron de 30 puntos el pasado sábado ante Wake Forest, y si no fuera por Boston College, serían el farolillo rojo de la ACC.

  • Bryan McIntosh (Northwestern): Con la baja de Lindsey, el junior ha sido el que ha tomado las riendas del equipo y ya son 4 partidos seguidos los que lleva por encima de 20 puntos. Un casi triple-doble ante Wisconsin ha sido la mejor demostración de como ha evolucionado el Guard bajo el ala de Chris Collins.
  • Lonzo Ball (UCLA): UCLA recupera el vuelo poco a poco y todo es gracias al buen hacer de su base. Un dagger ante Oregon que al final significaría la victoria y dos muy buenas actuaciones contra Washington y Oregon St han devuelto la sonrisa a unos Bruins que están lanzados.

  • Josh Jackson (Kansas): El freshman de Kansas se está destapando como uno de los mejores freshmen de su camada y un pieza vital en el esquema de Bill Self. Un motor incansable y un auténtico partidazo ante Texas Tech llenan su bagaje y le catapultan a las escalas más altas del draft.
  • Jordan Woodard (Oklahoma): La sombra de la mala suerte se ha cebado este año con muchos de los mejores bases de la NCAA esta temporada y su última víctima ha sido el base de los Sooners, Jordan Woodard que ve como su carrera universitaria acaba de la peor manera posible.
  • JJ Frazier (Georgia): El pequeño anotador de Georgia sigue intentando reflotar el rumbo de los equipo en un intento desesperado de entrar al Madness. 30 puntos ante UT sellan un partidazo en una victoria difícil que posiblemente haya cementado las esperanzas de Tennessee y sumado algo a la de los Bulldogs.

Los españoles no sólo están brillando, sino que además, lo están haciendo en el punto clave de la temporada. Y en casos como el de Jorge Bilbao, están exhibiendo la mejor versión de su carrera universitaria. Al habitual oficio del senior vasco hay que sumarle una irrupción anotadora sin precedentes: 13 puntos ante Texas State y 17 frente a Arkansas State, aderezados con dos victorias que ponen a UT-Arlington como candidato a todo en la Sun Belt Conference.


Sebas Saiz sigue a lo suyo. En lo colectivo, la inconsistencia sigue marcando la pauta en el equipo dirigido por Andy Kennedy, pero en lo individual, el madrileño sigue firmando una campaña para la historia. 13 puntos y 15 rebotes frente a Tennessee y 10 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 3 robos fueron sus guarismos ante Auburn la última semana. El pívot de Ole Miss es el único jugador de la SEC que promedia un doble-doble y para colmo, sigue “creciendo”, según las informaciones que compartían desde Gigantes del Basket.

Sólo disputó un encuentro, pero Francis Alonso brilló como nunca. UNC Greensboro sigue aferrándose a la parte alta de la Southern Conference, y buena parte gracias a los 24 puntos (5/9 en triples) que registró el malagueño en el triunfo ante Western Carolina. También han sido buenos días para Jaume Sorolla, contribuyendo a que Valparaiso se redimiese con 12 puntos y 8 rebotes ante Cleveland State State y 8 puntos, 4 rebotes y 3 tapones frente a Youngstown State.

Digno de mención el resurgir de Rubén Guerrero. South Florida logró por fin su primera victoria en el calendario de la American (1-12) ante East Carolina, siendo clave el marbellí con 7 puntos, 6 rebotes y 2 tapones en 25 minutos en cancha. Uno de sus mejores partidos de la temporada.

  • Dillon Brooks (Oregon) y uno de los mates de la temporada.

  • Poco después, Lonzo Ball culminaría la remontada de UCLA con este triple.

  • Marcus Foster (Creighton) sigue siendo un habitual en esta sección. 

  • No todos los game-winners son canastas. VCU sentenció un partido…con una falta en ataque.

  • Jordan Murphy (Minnesota) le regaló un póster a Rutgers.