James Harden acelera el ritmo en este tramo final de temporada en las dos carreras que disputa actualmente.

Primero la colectiva, con los Houston Rockets afianzados en la tercera plaza del Oeste tras una nueva victoria, esta vez en cancha de los correosos Denver Nuggets. El juego grupal de los locales, con siete de sus ocho hombres de rotación alcanzando dobles dígitos de anotación, sirvió para hacer frente a los texanos, pero no bastó para batirles. Otra exhibición de Harden con 40 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias unido al buen papel de los hombres de segunda rotación fueron la receta para comerse a los Nuggets.

En la carrera individual hacia el MVP de la temporada Harden también mantiene el ritmo. La actuación de anoche supone el cuarto triple-doble consecutivo de la estrella de los Rockets, siete de ellos con 40 o más puntos, algo que hasta ahora nadie había conseguido en toda la historia. En total, son dieciocho los triples-dobles con el sello de James Harden en esta temporada, lo que unido al récord positivo de sus Rockets le convierten quizás en el más claro aspirante al premio de jugador más valioso.