El 21 de Diciembre de 2016, Chandler Parsons regresaba a las pistas después de estar prácticamente un mes de baja. Casi dos meses después jugando con restricción de minutos por tal de evitar males mayores, el alero vuelve a caer lesionado, y de nuevo podría ser para lo que resta de temporada.

Los Memphis Grizzlies anunciaron, a través de un comunicado, que Chandler Parsons estará fuera de forma indefinida debido a una rotura parcial en el menisco de la rodilla izquierda. Por lo tanto, conociendo el historial médico del jugador, lo lógico sería que esta temporada no volviese a jugar.

Según ha indicado ESPN en las últimas horas, existen muchas probabilidades de que el jugador de los Grizzlies tenga que pasar de nuevo por el quirófano. De darse, su baja para lo que resta de curso estará más que confirmada.