Nuevo domingo en la NCAA que como siempre nos dejó una impresionante cantidad de partidos y a horarios decentes para que el aficionado español pudiese disfrutar de la competición universitaria, llena de emoción y que ayer pudimos ver su esencia en estado puro.

Hasta 4 upsets pudimos ver en la noche de ayer, algunos menos flagrantes como la derrota de Illinois ante Northwestern por 43 a 49, pero en general pudimos ver derrotas que supondrán grandes cambios en los equipos rankeados que posiblemente se caigan del propio ranking para esta semana.

Oregon Ducks continuó su mala racha cayendo ante Stanford en casa, condenados por el mal partido que hizo su principal anotador, Joseph Young, que se vio agobiado por la defensa de los Cardinals quedándose en 5 puntos con un pésimo 1-7 en tiros; y a que el base Dominic Artis sigue sin encontrar su hueco en el equipo, y pese a poner con un triple el 82-80 fue incapaz de anotar su último lanzamiento para mandar el partido a la prórroga con una penetración. El mejor de los Ducks fue Mike Moser, que sigue en un estado alto de forma y consiguió 24 puntos con 6 rebotes. Por parte de los visitantes, el backcourt fue la clave para su victoria, ya que tanto Chasson Randle como Anthony Brown se mostraron intratables logrando 47 puntos entre ambos, con 23 y 24 respectivamente y logrando un 18-26 en tiros de campo entre ambos para dejar a Oregon con un 1-3 en la PAC-12.

Sin movernos de conferencia, se consumó otro upset más, y fue el que lograron los Washington Huskies ante los Buffaloes de Colorado. Un impresionante C.J. Wilcox, con 31 puntazos y 7 triples anotados, fue demasiado para los de Colorado, que veían como su principal jugador, el escolta Spencer Dinwiddie, sufría una lesión de rodilla en la primera parte y no podía retornar al partido, dejando la victoria a merced de los locales que impusieron el 71-54 final.

Arizona también demostró ayer su dominio una vez más tras aplastar a USC en un partido en el que no hubo color más que el rojo que vestían los Wildcats. Bien liderados por su base, T.J. McConnell, que jugó a un nivel impresionante anotando 5 triples para un total de 19 puntos, además de repartir 6 asistencias. Mismos puntos fueron los que logró Brandon Ashley para conformar la pareja de máximos anotadores para los de Sean Miller, que hicieron una vez más gala de su físico y de su defensa para finiquitar el encuentro ante unos débiles Trojans en los que solo se salvó Byron Wesley, con 18 puntos y 6 rebotes.

Por último, la Big Ten nos enseñaba la segunda derrota consecutiva de Ohio State en la conferencia, tras su derrota contra Michigan State. Parece ser que los chicos de Thad Matta no encuentran la chispa en su juego, y fueron incapaces de superar a unos Iowa Hawkeyes que jugaron un partido muy serio y plantando cara a todas las situaciones en las que les ponía el equipo local, logrando una merecidísima victoria en una cancha tan difícil como es la de los Buckeyes. El mejor de los visitantes fue Roy Devyn Marble, que hizo gala de su físico y fue una pesadilla para Aaron Craft y compañía, con 22 puntos, mismos que lograría anotar LaQuinton Ross para el bando local, siendo el mejor en este aspecto.

Otros resultados de la jornada:

Louisville 71-63 SMU
San Diego State 79-72 Air Force
Maryland 61-85 Florida State
Arizona State 72-87 UCLA
Xavier 89-95 Creighton

Actuaciones destacadas:

Doug McDermott (Creighton): 35 puntos+7 rebotes+3 asistencias
Kyle Anderson (UCLA): 17 puntos+13 rebotes+7 asistencias
Keifer Sykes (Green Bay): 34 puntos+8 rebotes+5 asistencias
Semaj Christon (Xavier): 27 puntos+4 rebotes+5 asistencias