Ya han pasado 5 años desde que Kobe Bryant nos deslumbró con 81 puntos el 22 de Enero del 2006. Desde entonces, Kobe siempre ha estado entre los líderes en anotación de la liga, y ya se sitúa entre los mejores de la historia, mientras se mantiene como uno de los mejores del momento.

Actualmente, el jugador de los Lakers disfruta el ser bicampeón y ya dueño de 5 anillos de la NBA, cosa que muy pocos jugadores han podido lograr. A día de hoy, Kobe Bryant se encuentra número 9 en la lista de máximos anotadores con 26.913 puntos, y a tan solo 33 de superar a Hakeem Olajuwon.
De todas formas, Kobe ha dicho incontable número de veces que lo que la única estadística que realmente le interesa, es la de los títulos ganados.

De todas maneras, 81 puntos es una cifra bastante única en la historia, la segunda mayor detrás de los 100 puntos de Wilt Chamberlain, y para muchos, la mejor actuación dado a la época en que Wilt metió aquellos 100 puntos, al tiempo que permanecieron en cancha (Wilt no salió nunca, mientras que Kobe jugó 39 minutos aquella noche) y sobre todo, el cómo lo lograron, ya que lo que se cuenta es que en el partido de los 100 puntos, los Warriors se pusieron a hacer faltas intencionales con el único propósito de que Wilt dispusiese de más posesiones para anotar.

No podemos olvidarnos, que en aquel partido contra unos mediocres Toronto Raptors, los Lakers iban perdiendo de 18 puntos al medio tiempo, y Kobe llevaba “apenas” 26 puntos al final de la primera mitad, anotándolos de manera muy efectiva, mientras el resto del equipo estaba en una pésima noche. Luego de estos cinco años, Kobe mencionó previo al partido contra los Nuggets:

“Solo me acuerdo que íbamos abajo por 16 puntos contra unos mal equipo de los Raptors, y que veníamos de perder creo que contra Houston el partido anterior, así que todo era pesimismo. Necesitábamos esa victoria, y simplemente me puse ‘on fire’.”

Ciertamente, no fue simplemente una buena noche, y fue algo un tanto más espectacular, como el mismo Kobe Bryant, retrata en otro momento:

“Realmente no pienso mucho acerca de eso” dijo Bryant. “Aún no se cómo diantres sucedió, para ser honestos. Es solo una de esas cosas, supongo.”

Kobe Bryant anotó aquella noche 14 puntos en el primer cuarto, 12 en el segundo, 27 en el tercero y 28 en el cuarto. Todo esto en 39 minutos, y un mes después de anotar 62 puntos en tres cuartos a los Dallas Mavericks.
En esa temporada, Kobe Bryant promedió 35,4 puntos por partido.
Ahora, aunque Kobe a veces trata de no poner mucho sentimentalismo en sus hazañas, no puede evitar ver este partido como una situación especial, ya que más allá de los 81 puntos, aquel 22 de Enero, era una noche importante de todas maneras:

“Ese fue el primer y único partido al que mi abuela jamás ha ido en la NBA, y era el cumpleaños de mi abuelo que había fallecido” dijo Bryant. “Así que había muchas cosas en el juego”

Como era de esperarse, la gran actuación de Kobe fue histórica, tanto así que llamó la atención incluso entre los jugadores actuales de la liga, y los comentarios acerca de la actuación volaban por todos los sitios, como dije anteriormente, no solo de fans, sino que también de otros jugadores.
Dwyane Wade hizo mención a esto:

“Todo el mundo estaba llamando. Todo el mundo llamó a cada jugador en la liga”

Hablamos de un tema que incluso en este año 2011, aún no deja de existir, ya que sigue muy fresco en la memoria de todos los que vivimos aquél momento.

“Eso es salvaje. Realmente salvaje. Son muchos puntos, se los digo. No hay duda de que tan bueno es, pero cuando empiezas a tirar números como esos, es increíble. Sería difícil de creer si no supieses que es verdad”

Lo anterior fue dicho por la leyenda de los Boston Celtics, Larry Bird, poco después de que Kobe hiciese la hazaña.
Así, se puede ver como incluso una leyenda elogiaba tal enormidad de puntos en un partido. La misma leyenda que vio a Michael Jordan anotarle 63 puntos en un partido de Playoffs.
De esta manera, muchísimos jugadores, entrenadores y personajes relacionados a la liga comentaron acerca de los 81, la mayoría desde un visto bueno, aunque como en todo, hubo un par que no lo hizo desde un lado tan bueno.
Especial mención me gustaría hacerle a los comentarios destinados a la dificultad que con lleva tan siquiera intentar los 46 tiros que intentó Kobe Bryant. Ese simple hecho, algunos lo mencionaban como una gran hazaña de por sí:

“Es impresionante. Posiblemente está jugando mejor baloncesto que cualquiera en la NBA en estos momentos. Cuando estás tomando lanzamientos, te vas a cansar mas. Wilt hizo todo con bandejas. Con los atletas que están en el juego hoy en día, no, no sucedería. Tendrías que poner más minutos en el reloj. Bueno, quizás Kobe podría. Si tirara en cada posesión.” Dijo el alero de los Celtics, Paul Pierce.

“Para Kobe Bryant hacer esto como escolta, es un testimonio a su capacidad atlética, una resistencia increíble.” Dijo el analista Hubie Brown.

“Lo primero que se me vino a la mente cuando escuché lo que hizo Kobe fue la cantidad de tiros que lanzó. Si alguien va a anotar, es Kobe. El puede tomar todos los tiros que quiera, y nadie dice nada. Por supuesto, cuando tomas 46 tiros vas a anotar, pero él es suficientemente bueno para anotar más de la mitad de ellos. Es suficientemente bueno para tomar buenos tiros, y simplemente tuvo una de esas noches.” Dijo el escolta de los Nuggets y, en aquel entonces, de los Hornets, J.R. Smith.

“La mayor cantidad de puntos que anoté jamás fue 65 en la liga de verano de la Coalición Urbana en Washington. Tuve algo así como 16 triples, y les digo, estaba completamente muerto de cansancio cuando acabó. Vi las jugadas destacadas de Kobe, y se veía como que podía haber jugado un partido más.” Dijo el analista Dennis Scott

“Olvida los 81 puntos. Ser capaz de lanzar tantas veces y además jugar defensa al otro costado de la cancha, eso es un logro físico impresionante.” Dijo el, en aquel entonces entrenador de los Orlando Magic, Brian Hill.

“Yo simplemente estoy impresionado de que haya lanzado 46 tiros. Eso es como, uh, el valor de cinco partidos míos. Después de 8 tiros, ya estoy teniendo que ponerme hielo en mi codo. Ya sabes, 46, eso es simplemente increíble en sí mismo.” Dijo el actual base de los Magic, y en aquel entonces de los Bulls, Chris Duhon.

“Sigo impresionado con lo que hizo ese chico. Fue una actuación impresionante el tirar solo 46 veces y anotar 81 puntos. Pero no solo el ser capaz de lanzar 46 veces, sino que lanzar 46 veces y muy por sobre el 50%. Hay noches en que estoy por mis 30 tiros lanzados, y he estado fatigado. El lanzar 46 veces y 20 tiros libres y terminar con 81 puntos, yo no me lo podía creer.” Dijo el escolta de los Bulls, y en aquel entonces de los Rockets, Tracy McGrady

Por supuesto, no todos hablaron de lo impresionante que era el poder lanzar tanto sin morir del cansancio en el intento, y además mantenerse hasta el final. Algunos simplemente hacían comentarios con tonos graciosos ante tal actuación:

“Ya no me siento tan mal por los 45 puntos que nos metió.” Dijo Rick Carlisle, actual entrenador de los Dallas Mavericks, y en ese entonces, entrenador de los Indiana Pacers.

“Desearía que tuviésemos a King Kong (para marcarlo). Cualquier cosa que podamos hacer, la haremos.” Dijo el, en aquel entonces, entrenador de los Warriors, Mike Montgomery.

“Imaginen que nuestro partido hubiese sido parejo” Dijo el ex-base de los Dallas Mavericks, Darrell Armstrong, refiriéndose al partido de los 62 puntos.

“Quizás si voy a casa y juego mi videojuego consiga anotar 80” Dijo Dwyane Wade, escolta de los Miami Heat, cuando le preguntaron acerca de la posibilidad de intentar superar los 81 de Kobe.

Hubo un par, que más que hablar de la proeza de Kobe, destacaron la falta de defensiva, cosa que evidentemente no fue muy buena en aquel partido frente a la superestrella de los Lakers:

“Creo que con los 81 ahora, ningún otro equipo u otros jugadores dejaran que se repita. Ahora los jugadores saldrán por faltas intentando detenerle de hacer eso. Si alguien consigue 81 en mí, me voy a pegar a su ropa.” Dijo el ex ala-pívot de los Miami Heat, Antoine Walker.

“¿Cómo puede ser que el otro equipo le deje anotar tantos puntos? Una vez el tipo llega a 50 puntos, lo doble marcas en cada posesión. No estaban haciendo un buen trabajo, de tratar de mantener el balón alejado de sus manos, así que de hecho, yo estaba animándolo.” Dijo Andre Iguodala, jugador de los Philadelphia 76ers.

Kobe Bryant era un jugador que, ya previo a los 62 puntos contra los Mavericks, ya era ampliamente reconocido por la liga como uno de los mejores jugadores, siendo eternamente comparado con Michael Jordan, por ejemplo. Ya había dado muestras de grandeza de sobra, aunque toda su vida siendo visto, junto con Shaq, como la pareja más letal de la liga, aunque con Kobe como Robin.
Sin embargo, muchos sabían que Kobe podría ser un gran líder de un equipo, y todos sabían que, por edad, eventualmente sería él quien tome el mando de los Lakers. No olvidemos que en su tiempo con Shaq, su mayor anotación fue de 56 puntos, la cual, al igual que los 62 contra los Mavericks, fueron hechos en tan solo tres cuartos de juego.
Jordan, Bird, Baylor, Erving, Shaq, Thompson…ninguno fue capaz de llegar nunca a una marca semejante, siendo el más cercano David Thompson con 73 puntos. Por esto mismo, hubo gente vinculada a la NBA que simplemente no pudo más que expresar asombro ante los 81 puntos de Kobe, y mencionar mucho que “es el mejor en este deporte” o cosas por el estilo:

“Si te está entrando el tiro, uno se supone que debe seguir tirando…Increíble.” Dijo Chauncey Billups, actual base de los Nuggets, en aquel entonces de los Pistons, y mañana no se sabe.

“Es excelente, definitivamente. Algo que es nuevo para mí, eso es impactante. Me dieron la noticia anoche como a las 3am, y creo que ni volví a la cama.” Dijo Scottie Pippen, ex alero de los Chicago Bulls y 6 veces campeón de la NBA.

“Siempre soy uno de los que le da crédito al tipo que gana. No sé si le hubiese dado el MVP a Kobe la semana pasada. Pero lo que hizo en el partido anoche, es muy clarísimamente el mejor jugador que hay.” Dijo el analista Steve Kerr.

“Hay que quitarse el sombre, él es el mejor. Es difícil anotar 50 puntos en un partido. Él lo hizo en una mitad. Se requiere a un jugador duro y que trabaje realmente duro. Creo que es uno de los mejores que ha habido en la historia.” Dijo Eric Snow, actual analista, y en ese entonces, jugador de los Cavaliers.

“El compararlo con alguien sería inútil. Se puso en un lugar aparte del resto del mundo. Todos buscan a otro Michael Jordan, y probablemente no habrá ninguno. Lo que hizo Kobe fue establecerse a sí mismo como uno de los mejores anotadores en todos los tiempos a una temprana edad. Es un fenómeno. Soy un creyente. Ahora toca sentarse y esperar a ver si alguien es capaz de anotar 82.” Dijo George Gervin, ex-jugador de los Spurs.

“Fue sólo una noche muy, muy especial. Y estoy seguro que Kobe lo sintió de esa manera. Porque 81 es, bueno, 81 puntos, y no me importa como los consigas. Es impresionante” Dijo el, en aquel entonces, entrenador de los Hawks, Mike Woodson.

No es solo un rumor acerca de Kobe, es un grito. El tipo es increíble. Por eso es que es el mejor jugador en esta liga” Dijo Keyon Dooling, en aquel entonces, jugador de los Magic.

“Escuché acerca de ello luego de terminar de salir con David West, y él me llamó y me dijo que Kobe había anotado 81. Mi primer pensamiento fue que estoy en la NBA junto con uno de los mejores jugadores que jamás han jugado en la NBA” Dijo Kirk Snyder, en aquel entonces, jugador de los Hornets.

“Eso debería quitar todas las preguntas acerca de quién es el, tu sabes, mejor jugador ofensivo en la liga. Uno sabe que si hubiese tenido una primera mitad decente, podría haber llegado a los 100 anoche. Quiero decir, si hay alguien que puede ir y anotar 25 puntos por cuarto, yo definitivamente diría que es Kobe”. Dijo el escolta de los Pistons y, en aquel entonces, de los Bulls, Ben Gordon.

“Estamos siendo testigos de grandeza ahora mismo. Tenemos que entender eso (le preguntaron: “¿Es él lo mejor de lo mejor?”) Sí, definitivamente.” Dijo el actual pívot de los Mavericks y, en aquel entonces, de los Bulls, Tyson Chandler.

“¿Es en serio? Sabes. Eso es lo que la gente irá diciendo hoy probablemente. ¿Realmente anotó 81 puntos? ¿Es eso posible?” Dijo el alero de los Mavericks, que en aquel entonces pertenecía a los Suns, Shawn Marion.

“Fue una noche impresionante para Kobe. Simplemente irreal. Como si mirases un videojuego. Es el mejor jugador en este deporte.” Cuando le preguntaron si intentaría superar la actuación de Kobe, el #3 no fue tan humilde: “Jugamos con Toronto en Marzo. Voy por 100.” Dijo el ex jugador de los Sixers, Allen Iverson.

“Es uno de esos tipos a los que respeto muchísimo. Es fuerte de voluntad y cree en sí mismo hasta el núcleo.” Dijo Wally Szczerbiak, ex-jugador de los Wolves.”

“No creo que ni él mismo se haya visto haciendo eso. Si es que es de locos” Dijo Carmelo Anthony, hoy alero de los Nuggets, mañana no sabemos.

Y es que los 81 puntos de Kobe, además de ser la segunda mayor marca en la historia, hay que tener en cuenta que la primera vino hacía más de cuarenta años, en un partido que, además, no fue televisado (cosa normal en la época), por lo que los 81 puntos pasan a ser la mayor cantidad de puntos jamás anotada de la que se tiene grabación, y debido a la cantidad de años, la única que la gran mayoría de la gente a presenciado.

Cuando Michael Jordan anotó 69 puntos en 1991, la gente hablaba de que sería una marca muy difícil de superar, y que posiblemente, el único con posibilidades de lograrlo era el mismo Michael Jordan. Sin embargo, 3 años después, David Robinson sorprendió al mundo del baloncesto anotando 71 a los Clippers, marca que en su momento, se comentó como imposible de superar en esta era moderna. Kobe Bryant la superó y por 10 puntos, una diferencia que no es menor además. Sin contar a Wilt Chamberlain, el único jugador que tiene una marca personal de menos de 10 puntos de diferencia de Kobe, es David Thompson, que le anotó 73 puntos a los Pistons en 1978 como jugador de los Denver Nuggets.

Todo esto hace de los 81 puntos un récord que parece irreal, algo que normalmente asociamos a Chamberlain, que posee múltiples récords de este tipo, y por supuesto, los 81 puntos marcaron comparación con Chamberlain, específicamente, con la marca de los 100 puntos, partiendo por un jugador que formaba parte de los Warriors cuando Wilt anotó los 100 puntos a los Knicks en marzo de 1963:

“Creo que el partido en la segunda mitad estuvo pensado para que Wilt anotase tantos puntos como pudiese. Y se lo dije personalmente a Wilt. Lo de Kobe, creo que es un poco más especial debido a su tamaño y a que jugó en un partido de más importancia. Sin quitarle nada a Wilt…Si juegas un partido de forma normal, es básicamente imposible anotar esa cantidad de puntos.” Dijo Richie Guerin, ex-jugador de los Philadelphia Warriors, de la época de los 100 de Wilt.

“¿Cuántos minutos jugó? ¿42? Si hubiese tenido un juego con tiempo extra quizás los 100 hubiese sido posible” Dijo el actual base de los Mavericks, y en ese entonces de los Nets, Jason Kidd

“Supongo que dicen que los récords están hechos para romperse. Uno no pensaría que se puede hacer, pero si alguien pudiese, supongo que sería Kobe. Es simplemente increíble. Realmente no hay mucho que se pueda decir. Wow.” Dijo el actual jugador de los Suns, y en ese entonces de los Magic, Grant Hill.

“Creo que el récord de Wilt está bastante a salvo a menos que un jugador como Kobe se vaya a unos cuatro o cinco tiempos extras. Creo que esto es lo más cercano que veremos a alguien acercarse.” Dijo el actual entrenador de los Cavaliers, y por aquel entonces de los Hornets, Byron Scott.

“Podría llegar a 100. Si puedes llegar a 81… de todas maneras. Tiene la mentalidad y la condición física para hacerlo. Es uno de los atletas con mejor condición física en el mundo.” Dijo el gerente de los Heat, y en aquel entonces también entrenador, Pat Riley.

“Denle tiempo extra y quizás hubiese llegado allí. Ahora, es posible.” Dijo Dwyane Wade.

“Él es la primera persona en llegar a 80 desde los 100 de Wilt. ¿Es posible anotar los 100 puntos? Posiblemente tengas mas probabilidades de ganar la lotería, pero siempre hay una oportunidad.” Dijo el actual alero de los Spurs, y en aquel entonces, de los Nets, Richard Jefferson.

Los comentarios anteriores hacen ver lo impresionante que es la marca de Wilt Chamberlain, que se encuentra 19 puntos arriba de los, ya de por si impresionante, 81 puntos de Kobe Bryant.

Pero como dijo Richard Guerin, lo que impresiona es él cómo lo hizo y en la situación en que lo hizo. Si bien es cierto, no se trataba de un partido de Playoffs ni mucho menos, pero si un partido de temporada regular que le significaba bastante a unos Lakers que venían mal de ánimo debido a recientes malos resultados, y además porque eran un equipo que se encontraba luchando por una plaza en los Playoffs, por lo que necesitaban cada victoria que pudiesen tener.

Tenemos que volver a recordar que la explosión ofensiva de Kobe fue en la segunda mitad, hasta antes de eso, simplemente era un partido de alta anotación para él. Aquella explosión vino en respuesta a un déficit de 18 puntos al final de la primera mitad. Con esto entiéndase que los Raptors no solo iban ganando, sino que además lo iban haciendo de paliza. Por esto, más de una persona destacó este hecho, o también, la forma en cómo los anotó:

“Fue toda una exhibición. Es lo que los fans aman. No creo que puedas ganar un campeonato jugando de esa manera y por eso, consecuentemente, estaría preocupado por ello. Pero fue una gran victoria y no le quiero quitar nada a Kobe porque fue una de las mejores que he visto, y he visto muchas exhibiciones.” Dijo el ex-asistente de los Lakers y creador del triangulo ofensivo, Tex Winter.

“El rango de Kobe es irreal, y lo hace a su manera. Fue un verdadero placer. Su habilidad para lanzar de larga distancia y también atacar la canasta, partir la defensa y acercarse para tener oportunidades cerca de la canasta es única. Ha hecho un nicho para sí mismo, y lo merece.” Dijo la leyenda de los Lakers, Kareem Abdul-Jabbar.

“Kobe trajo a su equipo de vuelta de un gran déficit para ganar el partido, así que a uno le gusta ver eso. Eso significa bastante más que conseguir puntos sin competición.” Dijo el entrenador de los Jazz, Jerry Sloan.

“Ese fue un gran partido. A uno le sorprende, pero el tipo estaba metiendo tiro tras tiro.” Dijo el ex-jugador, en aquel entonces de los Celtics, Ricky Davis.

“Lo que se perdió en todo eso fue que lo consiguió cuando iban 18 puntos abajo. La otra parte impresionante fue que que no se cansó al final.” Dijo el entrenador de los Celtics, Doc Rivers.

“Anotar 81 puntos es un logro verdaderamente impresionante. Por supuesto, lo más importante fue que su esfuerzo contribuyó a la victoria de su equipo.” Dijo la leyenda de los Lakers, Elgin Baylor.

“Es impresionante. Más allá de impresionante. Esta a un nivel completamente distinto al de cualquier otro jugador en este punto. Es como que solo está jugando con los otros equipos. Si te le acercas, el simplemente da dos pasos hacia atrás y tira desde más lejos. Espero que la NBA ajuste su calendario de programación de TV para que todos podamos verle jugar más. Sería entretenido de ver y entretenido de debatir que tan lejos un show de un solo hombre puede arrastrar a cuatro jugadores en un deporte de equipo.” Dijo el dueño de los Mavericks, Mark Cuban.

Con Kobe, él toma tiros que se ven como malos tiros, pero no son malos tiros para él. Estaba on fire. On fire.” Dijo el jugador de los Hawks, Joe Johnson.

“Te caiga bien o mal, Kobe es un jugador especial. Tiene ese instinto asesino en él que muchos de los jugadores talentosos no tienen. Cuando huele sangre, va por la yugular. Esa es una cualidad jordanesca.” Dijo el gerente asistente de los Magic, Otis Smith.

“Creo que es una proeza asombrosa lo que Kobe hizo la otra noche, y me quito el sombrero ante él. Específicamente, la palabra que se me viene a la mente cuando pienso acerca de lo que consiguió es ESPECIAL.” Dijo el gerente y leyenda de los Pistons, Joe Dumars.

“Creo que lo más impresionante acerca de Kobe anotando 81 es lo fácil que hizo que se viera. No es como que haya hecho muchos tiros difíciles. Muchos de los tiros que lanzó eran casi abiertos.” Dijo el actual entrenador de los Wizards, y en aquel entonces de los Pistons, Flip Saunders.

Con los 81 puntos de Kobe, de repente a la gente nos dejo de parecer impresionante por un momento, cuando un jugador anotaba 50 puntos, cifra que contados jugadores en la historia han alcanzado, y que de los que lo han hecho, ha sido solo un par de veces como mucho en su mayoría. Pero es que es cosa de analizarlo un poco, 81 puntos son 31 puntos más que 50; es decir, una diferencia mayor a lo que anota actualmente por partido el líder en anotaciones de la liga, Kevin Durant (promedia actualmente 28,1 puntos por partido).

Ahora, por supuesto, como era de esperarse, no todos los comentarios fueron de alabanza a Kobe precisamente, y unos cuantos, en vez de alabar, decidieron hacer una crítica, algunos más sutilmente, y otros menos:

“Cualquiera que tenga el tipo de energía para intentar lanzar casi 70 tiros va a anotar muchos puntos. Es remarcable, la ejecución y ha eficiencia, pero tenemos a muchos tipos en la liga, que si toman 70 tiros, anotarían muchos puntos.” Dijo Pat Riley.

“Es genial para la liga, para él, sólo por los rumores que ha creado. Lo único malo de esto es que los niños más jóvenes, cuyas mentes son fácilmente envueltas, van a pensar ‘¡Ohhh! Voy a ir y conseguirlo’ en vez de pensar en el concepto de equipo primero. Eso es lo que falta, gente que entienda como jugar como equipo. Ellos (la NBA) quieren anotación, quieren ratings, vas a conseguir eso. Definitivamente vas a conseguirlo ahora con la cantidad de partidos de 50-60 puntos… Solamente espero que los niños y los jóvenes entiendan que si, tipos especiales pueden hacer eso. Pero…” Dijo el jugador de los Phoenix Suns, y en aquel entonces de los Nets, Vince Carter.

“¿Cuántas veces fue a la línea? Uno pensaría que la Super Bowl lideraría SportsCenter esta noche. Pero sabes que no lo hará. No puede. Kobe lo hará” Dijo el jugador de, en aquel entonces, los Mavericks, Jerry Stackhouse.

“No creo que sea bueno desde el punto de vista del equipo” Dijo la estrella de los Mavericks, Dirk Nowitzki, cuando le preguntaron si él podría llegar a 81 puntos.

“¿Cuántas asistencias? No tuvo ninguna contra nosotros” Dijo el ex-jugador de los Mavericks, Keith Van Horn.

“¿Tomó 47 tiros?” Dijo el jugador de los Nets, y en aquel entonces de los Mavs, Devin Harris.

Así, se puede ver que la clase de reacciones de los distintos jugadores varió considerablemente, habiendo toda clase de comentarios, aunque en su mayoría comentarios que alaban o felicitan la legendaria actuación del 22 de enero.
Incluso, hubo alguien que se negó a comentar en el momento: Shaquille O’Neal, una de las primera víctimas de la prensa después de que Kobe anotase los 81, dado que la rivalidad Kobe – Shaq seguía siendo uno de los tópicos más comentados en la liga, y en aquel entonces, un clásico de Navidad.

La verdad, es que como dijo Otis Smith, puede caerte bien o mal Kobe Bryant, pero 81 puntos son 81 puntos, una proeza única para muchos, y quizás cuantos años tarde en repetirse algo semejante, quizás nunca, pero bueno, uno nunca puede saber.

En cuanto a aquellos comentarios más negativos, creo que Jerry West dijo algo interesante:

“No sé si alguien hubiese sido capaz de detenerle anoche. No tiene sentido para mi decirle que no debió tomarse el partido como lo hizo. Le das la misma cantidad de tiros a cualquier otro jugador, y no anotarán tantos, lo sé. Los jugadores están celosos de la grandeza. Kobe es un talento único y una persona única. Sus creencias de que puede saltar hasta la luna no cambiaran nunca. Pero lo admiro, lo que ha sido capaz de superar. Uno pensaría que a él se le haría el camino más sencillo en la NBA con todo lo que ha hecho. Pero ha recibido una paliza importante.”

Para algunos que estuvimos allí en aquella noche, simplemente fue algo inolvidable, pudimos ver historia en la NBA, con una actuación para el recuerdo.

Si bien es cierto que el estatus de Kobe como una leyenda de la NBA era algo que se veía venir incluso previo a los 62 contra Dallas, entre ese último partido y este, se empezó a formar una leyenda mayor. Ese mismo año, Shaquille O’Neal y los Miami Heat ganarían la NBA, lo cual incrementaría las críticas hacia Kobe debido a lo fuerte que estaba en los medios la rivalidad con Shaq, pero dos años más tardes, los Lakers se volverían a fortalecer, manteniendo a Kobe como líder, y se embarcarían a tres finales consecutivas, con 2 títulos consecutivos en ellas (y que se mantienen como bicampeones defensores aún).

Ahora, 5 años después de aquella actuación, Kobe se encuentra con 5 anillos, uno más que Shaq, quitándole las críticas que le ponían continuamente. Hoy por hoy, es el hombre al que todos quieren vencer.